Samstag, April 17, 2010

"Il Fauno" (1917) By Febo Mari


The sculptor Herr Mariotti is working in his studio with his lover and model, and also having an affair with Frau Elena, Prince Mierbo’s wife. In Herr Mariotti’s studio there is a sculpture of a faun, that mythological creature that represents the first and pure love. One night, when Mariotti leaves his “piccola amica” alone in the studio to go have fun with his other lover as well as playing cards in a den of bourgeoisie vice, the faun comes to life. Soon, thanks to his charms and philosophical thoughts ( after all that’s his speciality; that is to say, playing tricks and chasing lovely maidens… ), that mythological creature -half man half goat- will fascinate Herr Mariotti’s model who will fall in love with him/it and will run away with him/it to his particular kingdom. Frau Elena is also interested in the amorous creature and Herr Mariotti’s gambling debts are also part of the plot.

“Il Fauno” (1917) is a very odd silent film even for a German count who has watched a lot of strange silents since the cinema were invented. Italian film directors of that time had a strong interest in the Arts and that is demonstrated in a rather eccentric way in “Il Fauno”, a peculiar mixture of the “fantastique” and romanticism.

The film is introduced by the director, Herr Febo Mari himself (who also plays the faun in the film) in a theatrical way with a kind of preface wherein the director explains his artistic aims to the audience before the curtain is up. The director thus sets forth his intentions which include a great deal of symbolism, the various characters representing different virtues or weaknesses. Theatrical it may be but it is also very cinematic and uses techniques that were new in the 10’s of the last century.

Herr Mari uses the fantastic and mythological elements together with symbolism and philosophy, in a very clever and entertaining way, sometimes naïf certainly but not at all pedantic. “Il Fauno” is also an interesting portrait of the decadent Italian bourgeoisie who were not very different from their other European counterparts.
Obviously the most bizarre and original part of the film is the fantastic one when the satire comes to life and enthralls Herr Mariotti’s model. It is certainly a strange love affair but at its heart not so different from a fully human love encounter because, as the faun explains to the young girl, every man has a heart like a faun. The film has a mystical oneiric atmosphere that combines the real and the unreal and modernity with classicism. What makes the film even more enjoyable is that it has recently been restored complete with the original tints that highlight Herr Febo Mari’s artistic intentions.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because one of his fat Teutonic heiresses is getting this German Count’s goat.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

El escultor Herr Mariotti trabaja habitualmente en su estudio con una modelo que además es su amante, manteniendo además e igualmente un lío con Herr Frau Elena, la esposa del príncipe Mierbo.
En el estudio de Herr Mariotti se puede contemplar la escultura de un fauno, esa criatura mitológica que representa lo más puro del primer amor; una noche, mientras Herr Mariotti sale de su estudio para divertirse con su amante, además de jugar a las cartas en un antro de vicio burgués, dejando sola en el estudio a su “piccola amica”, el fauno cobra vida y muy pronto, gracias a sus encantos y pensamientos filosóficos ( después de todo, ésa es la especialidad de los faunos, engatusar y perseguir a jóvenes doncellas… ) esa criatura mitológica, mitad hombre, mitad cabra, fascinará totalmente a la modelo de Herr Mariotti, la cuala se enamorará de él o eso, fugándose con él o eso a su particular reino… por cierto, también Frau Elena mostrará muy pronto interés por la criatura, mientras su amante, Herr Mariotti va acumulando deudas de juego…

“Il Fauno” (1917) es todo un bizarro filme silente incluso para un conde germánico que ya ha visto un montón de raras obras silentes desde que el cinematógrafo fue inventado; los directores italianos de la época mostraban por entonces un gran interés por el mundo de las arte y ello queda muy bien reflejado en la excentricidad de “Il Fauno”, una obra en la cual se mezcla el género fantástico con el más puro romanticismo.

Al inicio del filme, éste es presentado por su director, Herr Febo Mari el cual también interpreta en la película al fauno, una presentación teatral ( que por cierto, muy poco tiene que ver con el aspecto técnico del filme, al emplear en la película lo más novedoso del lenguaje cinematográfico conocido en la década de los años 10 del siglo pasado ), una introducción en la cual el director explica al público sus intenciones artísticas antes de que se levante el telón, en donde hay que destacar especialmente el aspecto simbólico de muchas de sus escenas en donde varios personajes del filme representan a diferentes virtudes o debilidades humanas.

Herr Mari emplea elementos fantásticos y mitológicos conjuntamente, además de simbolismo y filosofía, todo ello de una forma muy hábil y entretenida, resultando a veces ingenuo, bien es cierto, pero en absoluto pedante.
“Il Fauno” es también un interesante retrato de la decadente burguesía italiana, la cual tampoco difería demasiado de otras europeas, aunque, obviamente, la parte más bizarra y original del filme se produce cuando el fauno recobra vida y se dedica a engatusar a la modelo de Herr Mariotti, es entonces cuando se produce un extraña relación amorosa, aunque en el fondo tampoco son sentimientos tan diferentes a los habituales entre los seres humanos, pues, tal y como le dice el fauno a la joven, cualquier hombre lleva dentro de su corazón lo mismo que un fauno: una bestia.
En el filme hay que destacar además una atmósfera onírica en la cual se combina lo real con lo imaginario, la modernidad y el clasicismo y todo ello se puede apreciar más aún hoy en día gracias a la reciente restauración del filme en la cual se recuperan sus tintados originales, enfatizando de ésta forma, todas las originales intenciones artísticas primigenias de Herr Mari.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues una de las herederas teutónicas de este conde germánico se está comportando casi como un fauno, esto es, como una cabra.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

El Abuelito hat gesagt…

Tal como lo describe usted, señor Conde, parece que nos encontramos ante una obra valiosísima, del género que más puede conmover mis viejas carnes: fantasía, simbolismo, mitología, cuernos y patas de cabra... ¿Existe modo elguno que no resulte molestia para su Excelencia, de poder echar el ojo encima a esta maravilla?

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Ciertamente... para poder echarle su acuoso ojo al filme de Herr Mari hay seguir los preceptos y directrices habituales en estos casos, esto es, humillarse usted públicamente y en plaza pública, además de rendirle pleitesía a éste su Herr Von "per saecula saeculorum", para gran vergüenza de usted y los de su añeja calaña...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

El Abuelito hat gesagt…

... si es por eso, no se preocupe usted, señor conde, porque los de mi calaña tenemos arraigada costumbre de humillarnos ante el poder de la aristocracia... otra cosa es que nos indique vuecencia cuál es su capricho, si puede causarle jolgorio vernos desnudos haciendo cabriolas en la plaza do Toural, o si elige le envíen libros o filmes que puedan despertar su curiosidad, buscando con rastreros obsequios despertar su simpatía... Hecha una búsqueda por la red, no encuentro el lugar donde adquirirla, aunque sea pagando... Lo que más me interesa en este caso, por mor de un trabajo que estoy realizando, es saber si el filme puede admitir una lectura simbólico-mágica, con el fauno como representante de instintos en libertad y demás, como parace desprenderse de su crónica... así que a mandar, señor conde, que la plebe no está sino para plegarse a sus más mínimos caprichos... el caso es conseguir ver el filme, ea!

Anonym hat gesagt…

¿Alguien sabe donde se puede conseguir esta pelicula? Gracias

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Pues lo mismo le digo que al ínclito Herr Abuelito... si usted quiere obtener una copia decente de tan magnífico filme, además de tener que humillarse públicamente ante éste su Herr Graf, no estaría nada mal que enviase un correo modernista con su petición y señas personales a la siguiente dirección del Schloss:

Ferdinandvongalitzien@gmail.com

Y no olvide el tirabuzón triple antes del besamanos protocolario...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien