Samstag, November 15, 2008

"Verdun, Visions D'Histoire" (1928) By Léon Poirier


At 11:11 on the 11th day of November the 11th month 1918, that is to say, 90 years ago, the WW1 armistice was declared and put an end to what was one of the worst wars in history and the first one of the industrial era; for this reason to watch “Verdun, Visions d’histoire”, directed by Herr Léon Poirier is a necessary exercise of memory.

“Verdun, Visions D’Histoire” was made in order to commemorate the 10th anniversary of one of the most important WWI battles, 8 months of bloody fighting at Verdun, France between French and German armies in which nearly 260,000 men died. This historical film is careful in details, an academic oeuvre that depicts that terrible battle and it continues to fascinate new generations for its artistic merits.

As this German count said before, “Verdun, Visions D’Histoire” is a good example of historical memory, an excellent tribute to those people who fought and died in that disastrous war in order that nobody forgets their efforts and suffering. This is a superb and accomplished film, different from other movies with a World War I background and one of the best of them.

The film is divided in three parts, “La Force”, “L’Enfer” and “Le Destin” depicting in detail and in order the early stages of the conflict of the Verdun battle, an “in crescendo” film narrative that includes witty techniques, skilfully used by Herr Poirier who employs animated maps developing the different phases of the battle, optical effects full of metaphors (evocative and terrible at the same time), and real images from documentaries of the time that fit perfectly into the structure of the film; everything with the purpose to enlighten and inform the audience about the historical period but also not overlooking the artistic intentions of the film itself. It’s an elegant film that avoids unnecessary political rants or leaden historicist style, keeping the attention and interest of the audience during its 2 hours and half hour running time.

Herr Poirier avoids criticism and preconceptions ( 10 years had passed after the conflict and that helped so ), showing the Verdun disaster in the two fronts, the French and German armies, from private soldiers to high-ranking officials who obviously had different ideas and intentions accordingly with the war purposes of their countries. The director does not caricaturize or demonize those Prussians in the trenches because, as an English writer wrote some years before, people are people and they suffered the absurdity and miseries of war in the same way, as it can be seen during the battles; thrilling scenes recreated superbly and realistically performed by the whole cast. The other miseries of war are also depicted such as families divided, broken dreams and truncated lives.

“Verdun, Visions D’Histoire” is a magnificent œuvre, an emotive and sharp document about a crucial WW1 battle and in extension of all wars, an essential legacy of our elders that nowadays continues to move new longhaired generations.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must sign the armistice with his servants.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

A las 11: 11 horas del onceavo día del mes de noviembre del año 1918, esto es, hace noventa años, se declaraba el armisticio de la I guerra mundial, poniendo fin a lo que fue una de las peores guerras de la historia y la primera de la era industrial, por dichos motivos, ver el filme “Verdun, Visions D’Histoire”, dirigido por Herr Léon Poirier, es un necesario ejercicio de memoria histórica.

“Verdun, Visions D’Histoire” fue realizado para conmemorar el décimo aniversario de una de las batallas más importantes libradas durante la Gran Guerra, ocho meses de encarnizada lucha en Verdun, Francia , entre el ejército francés y el alemán, en la cual murieron cerca de 260.000 personas.
Este filme retrata de forma detallada, académica incluso, tan terrible batalla en un filme que continua fascinando a las nuevas generaciones por sus grandes méritos artísticos.

Como este conde germánico ha mencionado recientemente, “Verdun, Visions D’Histoire”, es un magnífico ejemplo de memoria histórica, un excelente homenaje a toda esa gente que luchó y murió en tan desastrosa guerra, para que de esta forma nadie pueda olvidar sus esfuerzos y sufrimientos, todo ello dentro de un filme excepcional y con grandes méritos artísticos, muy diferente de otros filmes acerca de la I guerra mundial y uno de los mejores acerca de ésta.

El filme está dividido en tres partes, “La Force”, L’Enfer” y “Le Destin”, reflejando en detalle los prolegómenos del conflicto de la batalla de Verdun, un “in crescendo” narrativo en el cual se incluyen ingeniosas técnicas cinematográficas, sabiamente utilizadas por Herr Poirier, el cual emplea, por ejemplo, animaciones con el mapa del conflicto para así mostrar las diferentes fases del mismo, o también trucos ópticos repletos de metáforas ( evocadoras y terribles al mismo tiempo ), además de imágenes reales de documentales de la época, las cuales encajan perfectamente dentro de la estructura del filme, todo ello con el propósito de informar e ilustrar al público acerca de la situación política de la época y sin descuidar igualmente las intenciones y logros artísticps de la obra en si misma, consiguiendo un filme elegante que evita innecesarias peroratas políticas o cierto historicismo plúmbeo, consiguiendo mantener la atención del espectador durante las dos horas y media de su metraje.

Herr Poirier evita igualmente la crítica e ideas preconcebidas ( los diez años transcurridos tras el conflicto, ayuda ciertamente a conseguirlo ) acerca del conflicto de Verdun y sus dos frentes, el francés y alemán en el cual, evidentemente, soldados rasos y altos mandos de ambos ejércitos tenían diferentes ideas e intenciones acerca del conflicto y acorde con los propósitos bélicos de sus respectivos países, evitando, por ejemplo, caricaturizar a todos esos Prusianos ubicados en las trincheras, pues tal y como escribió un escritor inglés hace cierto tiempo, la gente es la misma en todas partes, sufren la irracionalidad y las penas de la guerra de la misa forma, tal y como se puede apreciar durante las escenas bélicas del filme, emocionantes secuencias interpretadas de forma realista y excepcional por todo el reparto del filme, sin olvidarse igualmente de sus tragedias particulares, sus familias divididas, los sueños rotos, unas vidas truncadas para siempre.

“Verdun, Visions D’Histoire” es una obra magnífica, un emotivo y duro documento acerca de una crucial batalla de la Gran Guerra y por extensión de todas las guerras, un legado cinematográfico imprescindible de sus antepasados, con el cual las generaciones melenudas actuales siguen emocionándose.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que firmar el armisticio con su servidumbre.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

troncha hat gesagt…

siempre he pensado que este tipo de peliculas-documental son muy interesantes, por supuesto que está bien que nos cuenten como era aquello, pero si somos capaces de verlo, mucho mejor, estos trabajos al final acaban siendo verdaderas joyas.

Saludos sr conde...

jesús cortés hat gesagt…

No sé si estará muy de acuerdo conmigo, Her Graff, pero yo creo que la mejor película sobre la postguerra de la Gran Guerra, que es la que imagino sólo cuenta para los de su clase, es "Isn´t life wonderful? (La aurora de la dicha)" de Her Griffith, difícil de ver hoy día pero un auténtico monumento. Equiparable a "Paisá" en mi opinión.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein liebers:

Es el valor añadido del filme de Herr Poirier, mein lieber Herr Troncha, que finalmente se convierte en un preciado documento, además de su interés puramente artístico, de uno de los más importantes y terribles acontecimientos del siglo pasado.

Mencionarle, Herr Cortés, que desgraciadamente éste Herr Von todavía no ha tenido el gusto de contemplar el filme de Herr Griffith que usted menciona y como viene siendo habitual y tras leer con el monóculo bien ajustado su favorable comentario acerca de "Isn't Life Wonderful?" ( ¡ah, el optimismo de las clases ordinarias!... ), habrá entonces que rescatar dicho filme del sótano del Schloss y proyectarlo en una decadente soirée, aunque le previene éste su Herr Von, que aunque le suene a sacrilegio, Herr Griffith no es santo de devoción de éste aristócrata teutón ( no tema, no será éste Herr Graf quién niegue ahora la importancia del susodicho en la historia del cinematógrafo ), lo que acontece es que esas ganas de epatar y transcender del americano, nunca han sido mucho del gusto de éste su Herr Von.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien