Samstag, Februar 27, 2010

"Metropolis" (1927) By Fritz Lang


At this time of the new millennium it is a miracle that even today some lost silent footage from the last century can turn up, emerging from the darkness and allowing a new generation of silent fans to take a look again at those old and forgotten images. Miracle of miracles, some of that rediscovered silent footage belongs to one of the icons of the film history, Herr Fritz Lang’s “Metropolis” (1927).

“Metropolis” is one of those few silent films well-known to everybody in these modern days, from aristocrats to commoners, so it is not necessary to say too much about the story of the film, a fascinating futuristic picture that in the background has elements of social criticism influenced by the troubled old Weimar days, a film that through the times suffered many mutilations and revisions, from abridged versions to even a modern pop music version. In 2008 a 16 mm. negative was found in Buenos Aires so finally there was the chance for silent fans, 80 years later after its premiere ( obviously this Herr Graff attended the original premiere in Berlin… ) to watch a version of “Metropolis” very close to its original condition thanks to an additional thirty minutes.

The film was recently restored by the “Murnau Foundation” and was screened at the “Berlinale” film festival where elegant Teutonic people enjoyed the restoration in a warm theatre while interested commoners watched the film at the Brandenburg Gate on a freezing night. Ah, the social class struggle continues even after 80 years, just as it happens in the film.

“Continuity” is the best word to sum up what this new “Metropolis” restoration brings to the story. Now the pace of the film becomes more rapid, especially at the thrilling climax. Some narrative gaps, admittedly not very important ones, are filled; we see more of the character of the thin man ( Herr Fritz Rasp ) Herr Joh Fredersen’s spy and there are also interesting scenes of the vice at “Yoshiwara” district.

Certainly “Metropolis” has been enjoyed by generations of silent film admirers who appreciated its futuristic setting, the incredible decors, special effects and technique, the different performers acting and overacting , and the social dimension of the story. In spite of suffering many mutilations through the years, the power of the film was undiminished, as one would expect of a masterpiece. It even survived the pop adaptation done by the longhaired generation; this was a dubious approach to a silent but effective as a way of getting youngsters acquainted with this great film. Finally though, after all these years, the film can be seen at its best, much like the way Herr Graf remembers it at the premiere at the Ufa-Palast am Zoo cinema in Berlin. We can appreciate the film fully now, not to mention that we are finally living now in the early XXI century, the time “Metropolis” is set in!.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must decide who he should invite for tea, Maria or the robot.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

A éstas alturas del nuevo milenio, se puede considerar un milagro el que todavía hoy en día siga emergiendo desde su oscuridad, algún metraje silente considerado perdido, dando así la oportunidad a las nuevas generaciones silentes, de poder contemplar de nuevo esas viejas y olvidadas imágenes, un hecho más aún milagroso si cabe si encima el material silente encontrado pertenece a uno de los iconos de la historia del cinematógrafo, tal y como acontece con “Metropolis” (1927) de Herr Fritz Lang.

“Metropolis” es uno de esos escasos filmes silente bien conocido por todo el mundo en estos tiempos modernistas, tanto por aristócratas como por plebeyos, por lo tanto no es necesario comentar demasiado acerca de la trama del filme, una fascinante obra futurista con elementos de crítica social subyacentes en su historia, influenciada ésta por los problemáticos tiempos que se vivían en la república de Weimar, un filme que a través de los tiempos sufrió numerosas mutilaciones y revisiones, desde copias mutiladas hasta incluso una reciente versión pop y musical.
En el año 2008 un negativo de 16 mm. con material inédito, fue encontrado en la ciudad de Buenos Aires, dando así la oportunidad, tras más de 80 años desde su estreno oficial ( obviamente, éste Herr Graff asistió en su día a dicho estreno berlinés… ) de poder, prácticamente, contemplar la versión más completa y original del filme, gracias a sus más de 30 minutos inéditos hasta hoy en día.

El filme fue restaurado recientemente por la “Murnau Foundation” y exhibida en el festival melenudo de la “Berlinale”, en donde elegantes ciudadanos teutónicos pudieron contemplar dicha restauración dentro de un cálido teatro, mientras los melenudos interesados igualmente en ver dicho filme, tuvieron que hacerlo a la intemperie de una noche helada delante de la puerta de Brandenburgo… ¡Ah!, la lucha de clases continua vigente tras más de 80 años, tal y como acontece en el filme…

“Continuidad” es la palabra que mejor resumiría, en relación a la historia, ésta restauración de “Metropolis”; ahora el ritmo del filme es mucho más frenético, especialmente hacia el emocionante final de la película y se completan algunos vacíos argumentales ( aunque también hay que resaltar que tampoco son demasiado trascendentales ) y que existían en anteriores versiones, rescatando especialmente el personaje interpretado por Herr Fritz Rasp, el espía de Herr Joh Fredersen, además de también poder ver interesantes escenas de la depravación existente en el barrio de “Yoshiwara”.

Ciertamente “Metropolis” ha podido ser disfrutada por muchas generaciones de admiradores silentes que han apreciado su ambientación futurista, sus espléndidos decorados, efectos técnicos y especiales o incluso las diferentes interpretaciones y sobreactuaciones de sus actores, además de la dimensión social de su argumento y todo ello a pesar de las numerosas mutilaciones sufridas por el filme a través de los años, que no disminuían el interés de ésta obra maestra, sobreponiéndose incluso a una adaptación pop melenuda perpetrada por las nuevas generaciones, una cuestionable forma de acercarse a los filmes silentes, ciertamente, aunque efectiva con la intención de atraer a los jovenzuelos hacia éste gran filme.

Finalmente y tras largos años, el filme puede ahora ser disfrutado de la mejor de las formas, en una versión prácticamente íntegra tal y como lo hizo éste Herr Graf durante el estreno oficial en el Ufa-Palast am Zoo de Berlín en 1927, siendo actualmente quizás mucho más comprensible el filme, al estar viviendo los primeros años del siglo XXI, ¡tal y como acontece en “Metropolis”!.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico debe decidir a quién invita a tomar el té, a María o a su robot.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Beatrixbeatricis hat gesagt…

Mi muy estimado Her Graff.

Grandes noticias he recibido de usted al enterarme de esta restauración de Metrópolis, y si bien yo no viví la magia ni la elegancia de su estreno, pude aproximarme a la magnificencia de una obra futurista y épica como ésta en la humildad de mi morada.

Casualmente la copia que vi incluía unos geniales intertítulos explicativos en las partes donde había lagunas, y siempre me quedó la curiosidad de ver qué pasaba en el Yoshiwara ¡Es que hay que ver cómo se porta el proletariado cuando se le da confianza!

Debo ver cómo hacerme con esta restauración. Ciertamente me encantaría verla.

Aus wiederssen!

PD: Soy una lectora frecuente del blog, pero nunca me había atrevido a contactar a su merced.

PD2: Si el robot es como la de Metrópolis, yo no la invitaría a beber ni agua.

angeluco10 hat gesagt…

Ciertamente,creo que ya va siendo hora de revisitar este clásico.
Me dejó maravillado la primera vez que lo ví y ahora que hay copia restaurada y con nuevo metraje es imprescindible su revisión.

九份 hat gesagt…

TAHNKS FOR YOUR SHARING~~~VERY NICE ........................................

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein lieber Herr Angeluco10:

En breve podrá usted disfrutar de una excelente edición en disco moderno escrupulosamente restaurada ( la emisión de "Metropolis" por el canal "ARTE", aunque emitía el material inédito, éste no estaba del todo remozado y adecentado )gracias a la cual podrá usted finalmente disfrutar de tan imprescindible obra en su versión más completa.

Si por el contrario, mein liebe Frau Beatrix, usted no pude esperar tanto tiempo, siempre puede llamar a la puerta ( de servcio, natürlich! ) del Schloss y solicitar el empréstimo de "Metropolis" para sus americanos ojos silentes, esperando que mientras observa tan importante obra maestra teutonica, no ponga usted de fondo esas músicas tan raras que usted escucha de forma compulsiva...

谢谢,记得常来! My German pleasure!.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

angeluco10 hat gesagt…

No recordaba la vez anterior que vi esta película,sólo que me impresionó.Ahora,ciertamente la película es mucho más dinámica y la parte final es frenética y con un maravilloso movimiento de masas.
Brigitte Helm sigue tan sobreactuada como siempre.