Samstag, März 19, 2011

"Ingeborg Holm" (1913) By Victor Sjöström


The Holms are a happy Swedish family who live an easy bourgeoisie life. In order to further improve their living, Herr Sven Holm requests a line of credit in the amount of 10.000 kronor in order to open a grocery shop.

Unfortunately things will change drastically for the Holms when Herr Sven falls ill with tuberculosis and dies. The grocery store, in the meanwhile, was left improperly unattended by an employee. Frau Ingeborg Holm is left bankrupt and alone with her three small children. This forces her to ask for help in a poorhouse.

Sweden has contributed to mankind some debatable inventions. For example, there’s the safe but unstylish tank automobiles made in that Northern country ( nothing in common with elegant “Hispano-Suiza” cars )... or.. that modernen and consequently, ugly furniture manufactured in pieces that the buyer must to try to assemble ( ah, the “Rococo” overloaded style! ) ...or ...with not a trace of a four string quartets, the Swedish instead tormented aristocracy with bands of four longhaired youngsters singing tunes that even today are popular among commoners…

But certainly the most important Swedish contribution to the whole world was Social Security for their population via a program that provides protection to their commoners with unemployment insurance, poverty protection and pensions, among others. It’s a public welfare state that other countries will model years later.

But unfortunately things weren’t always that way as Herr Victor Sjöström depicted in his early silent film “Ingeborg Holm”, directed by the Swedish director in the silent year of 1913.

The film was based on a play by Herr Nils Krok, who can be seen posing as the film starts in an elegant old photograph ( nothing in common with the coloured ones that the youngsters put in their modernen profiles ). The picture version tells the human tragedy of Frau Ingeborg Holm, who due to circumstances and the blows of fate, will face destitution. Her personal drama is worsened by the unsympathetic and strict poorhouse rules that during the last centuries were applied by Swedish officialdom.

Herr Sjöström admirably depicts the process of loss that affects Frau Holm’s life and her desperation, abandonment, helplessness and finally insanity. It’s a terrible sad odyssey that Frau Holm will suffer and includes making heartbreaking decisions such as when she is forced to put her children in an orphanage.

Certainly “Ingeborg Holm” is not an easy film. It is an uncomfortable drama in which Herr Sjöström denounces in a realistic and harsh way the injustice caused by strict central government laws that have no concern for their subjects.

Such bitterer sensations continue during the whole film climaxing at the end of the picture when Frau Holm, after 15 years, reunites again with one of her sons. This is a wonderful scene full of infinite sadness and very moving ( at this point it must be said that the original music score composed and performed by Herr David Drazin for the longhaired “Kino” modernen disc edition, is absolutely touching and elegant ).

But this is not a happy ending because there is no comfort in this reunion; there is not a chance in recovering the happy old days when times were better for Frau Holm and her three children. Instead Frau Holm has lived a miserable life in where everything she had and loved was destroyed. Herr Sjöström depicts a desperate, hard and moving portrait of a ruined life.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must pay a visit to his aristocratic fostered parents.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

Los Holms son una feliz familia burguesa sueca los cuales disfrutan de una cómoda existencia ; para mejorar aún más su estatus social, Herr Sven Holm solicita un crédito por la cantidad de 10.000 coronas y así poder abrir una tienda de comestibles.
Desafortunadamente todo cambiará de forma drástica para la familia Holm cuando Herr Sven cae enfermo de tuberculosis y muere al poco tiempo; durante su enfermedad, la tienda de comestibles no es atendida como es debido por el empleado a cargo, dejando a Frau Ingeborg Holm en la bancarrota, además de verse sola y con sus tres hijos pequeños, teniendo que solicitar la susodicha ayuda a la beneficencia.

Suecia ha contribuido a la humanidad con algunas dudosas invenciones, como por ejemplo esos seguros aunque poco estilosos automóviles que se fabrican en dicho país nórdico ( nada en común con los elegantes “Hispano-Suiza” ) o esos modernos y lógicamente, espantosos muebles que son fabricados en piezas y que posteriormente los compradores tienen que intentar montar ( ¡ah, el recargado estilo “Rococó”! ), además no hay ni rastro de cuartetos para cuerdas en dicho país, en lugar de esto los suecos atormentan a los aristócratas con cuartetos de jóvenes melenudos cuyas canciones modernistas todavía hoy en día gozan de popularidad entre el populacho…

Pero ciertamente, la más importante contribución de los suecos para el mundo entero, ha sido ofrecer una seguridad social a su población, un programa de protección social para sus ciudadanos, abarcando prestaciones por desempleo, atención a los más desfavorecidos y un sistema de pensiones, entre otros, un estado de bienestar público que posteriormente sería aplicado en otros países.

Pero desafortunadamente no siempre las cosas fueron así tal y como lo refleja Herr Victor Sjöström en uno de sus filmes más primerizos, “Ingeborg Holm”, filme dirigido por el director sueco en el año silente de 1913.

El filme está basado en una obra de Herr Nils Krok, el cual puede ser contemplado posando en una elegante fotografía al comienzo de la película y que poco tiene que ver con esas instantáneas a colorines que los jóvenes gustan exhibir en sus perfiles modernistas…, un filme en el cual se narra la tragedia humana de Frau Ingeborg Holm, la cuala debido a ciertas circunstancias y los avatares del destino, se verá en la pobreza, acrecentada ésta por las poco compasivas y estrictas reglas que durante el siglo pasado solía poner en práctica la administración sueca.

Herr Sjöström refleja de forma admirable el proceso de pérdida que va poco a poco va afectando a la vida de Frau Holm, sumiéndola en un estado de desesperación, abandono, desamparo y finalmente locura, una terrible y triste odisea que Frau Holm sufre impotente, tomando incluso decisiones que le romperán el corazón fatalmente como cuando se ve obligada a dejar a sus hijos en adopción.

“Ingeborg Holm” no es un filme fácil, ciertamente, es un incómodo drama en el cual Herr Sjöström denuncia la injusticia causada por las estrictas leyes de cualquier sistema administrativo a los cuales parece no preocuparles demasiado sus ciudadanos, todo ello de una forma realista, dura y sin concesiones.

La sensación de amargura persiste durante todo el filme, mucho más aún cuando al final del filme, Frau Holm, después de más de quince años, se reúne de nuevo con uno de sus hijos; es ésta una maravillosa y emotiva escena repleta de una tristeza infinita ( es preceptivo mencionar a éstas alturas que la partitura original compuesta e interpretada para el filme por Herr David Drazin para la edición melenuda y en disco modernista de “Kino”, es absolutamente elegante y conmovedora ), aunque no será éste un final feliz pues no hay consuelo en ésta reunión familiar, se ha perdido para siempre la oportunidad de recobrar los días felices cuando los tiempos eran mejores para Frau Holm y sus hijos, pues por culpa de la poco compasiva burocracia sueca, Frau Holm ha llevado una vida miserable en donde todo lo que ella había poseído y amado ha sido destruido tal y cómo Herr Sjöström refleja de forma realista, firme y valiente, consiguiendo el director sueco un desperado, duro y conmovedor retrato de una vida irremediablemente perdida.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues éste conde germánico tiene que visitar a sus aristocráticos padres adoptivos.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Roberto Amaba hat gesagt…

Uno de los mejores y menos conocidos nitratos de Herr Sjostrom.

Un saludo melenudo.

David_Holm hat gesagt…

A mala sombra dos Holm pronto será centenaria. De burgueses a guedelludos mortos de fame.

Melenudos saúdos.

Jesús Cortés hat gesagt…

Una de sus obras maestras y efectivamente una de las más herméticas.

Mario Vitale hat gesagt…

Me gusta mucho la etapa sueca de Sjöström, que parece que sólo dirigió "The Wind", e "Ingeborg Holm" es mi favorita de entre todas las que hizo. Para mí es un misterio total que una obra sembrada de planos generales sea tan poco teatral y tan cinematográfica, además de conmovedora como pocas.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Celebra especialmente éste Herr Graf ( ya saben... cualquier disculpa es más que suficiente para empinar el codo aristocrático... ) que haya prácticamente unanimidad entre tanto melenudo ( e guedelludo ) sobre las excelencias de "Ingeborg Holm", un excelente filme de juventud de Herr Sjöström, ja wohl!.

angeluco10 hat gesagt…

Sus comentarios,Her Von Galitzien,me han aclarado muchas cosas puesto que yo no entendía la tan radical idea de obtener trabajo en un asilo a cambio de dar en adopción a los hijos,cruel manera de ayudar a una familia pero todo ha quedado perfectamente explicado en la reseña de este film.
Muchas gracias por la explicación.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Danke Schon por sus amables, aunque melenudas..., palabras, Herr Angeluco.

No ha sido ciertamente fácil para un conde germánico cómo éste que le escribe, el intentar descifrar ciertas costumbres y comportamientos de las clases populares, por muy suecas que se hagan éstas... en fín, todo sea por el cinema silente.