Samstag, März 26, 2011

"Verdens Undergang" (1916) By August Blom


The Danish astronomer Herr Professor Wisemann ( as he is called) is a learned scientist who recently discovers a new comet. Herr Wisemann, an expert on the subject, calculates that the comet is likely to enter the earth’s atmosphere, causing huge destruction and disaster. ( It’s funny, but some centuries ago a very similar comet passed by the Earth and probably due that in those ancient times astronomy wasn’t yet perfected, the people thought that such sign in the sky meant a totally merry event… )

But even in such horrible situation, there are greedy and scrupulous men who will try to get some personal benefit from such disaster, as the mine owner Herr Frank Stoll intends to do…

“Verdens Undergang”, a film directed by Herr August Blom in the silent year of 1916, is a very interesting metaphor about the WWI; the film was made precisely during the Great War and there are constant and sibylline references about such warlike conflicts during the whole film.

As the main title implies, “Verdens Undergang”… (well… for all those illiterate youngsters who don’t know Danish, this means “the end of the world”)... reflected a terrible feeling that existed in Europe during the first and most important conflict between mankind. Specifically “North-Western Europe” is the place which according to Herr Professor Wisemann’s calculations, the comet will enter the Earth’s orbit, causing a huge disaster. Certainly that’s an obvious reference to the land in where the war caused destruction, damage and pain.

During the whole film there is a continuous feeling of helplessness since peace wasn’t in sight. For this reason the film is a consecutive sequence of uncertainties and how the worst nature of human beings ( ambition, greed, hate, familiar feuds ) arises to aggravate an unexpected big disaster in a turmoil of primal human conduct that will succumb with the coming of the comet.

But in spite of such cataclysm for mankind, there is a flicker of hope with a new and better future at the end of the film. Among the few survivors are a priest (the most obvious representation of hope) and two youngsters in love reunited again in a small chapel (more obvious religious references, ja wohl!) happy for being together again in the middle of such disaster. But after all, they are looking with hope at what is an uncertain future in a scene that exemplifies perfectly the yearning for a new hope reborn after the cataclysm.

The film is a proper and well manufactured Danish film production, that in those early times had a lot of reputation around the world ( the film starred Herr Olaf Fonss who was one of the most important early Danish actors and who worked with the most important German directors of that time too ). Seen in this picture are early techniques and special effects achieving a solid film narrative by intertwining the worst of human nature with the comet’s menace. In images in the form of a sci-fi film, everything is placed in a modern context that basically is valid today insofar as the pain and sorrow that causes the outrage of men.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count is waiting for a visit by Herr Halley.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

El docto científico y astrónomo danés, Herr Wisemann, ha descubierto recientemente un nuevo cometa; Herr Wisemann, el cual es todo un experto en la materia, calcula que el cometa hará su entrada en la atmósfera terrestre causando éste gran destrucción y mucho desastre ( es curioso, pero hace algunos siglos, un cometa muy similar también hizo su aparición por la tierra y probablemente debido a que durante aquellos antiguos tiempos la astronomía no estaba excesivamente desarrollada, la gente creyóse que esa señal del cielo tenía un significado bien diferente, mucho más festivo ).

Pero incluso en los peores momentos, siempre hay gente avariciosa y sin escrúpulos que intentarán conseguir beneficio propio de las desgracias, como tiene pensado hacer Herr Frank Stoll, propietario de una importante mina en la región.

“Verdens Undergang”, filme dirigido en el año silente de 1916 por Herr August Blom, es una interesante metáfora sobre la primera guerra mundial, pues la realización de la película transcurrió durante el apogeo de dicha guerra, encontrándose en el filme constantes y sibilinas referencias acerca de tan grave conflicto bélico.

Como bien dice el título original del filme, “Verdens Undergang”…. bueno… para todos aquellos iletrados melenudos que no dominan la lengua danesa, decirles que el título de la película significa “el fin del mundo”… y ésa era precisamente la sensación que existía en Europa durante la primera y más grave guerra sufrida por buena parte de la humanidad la cual desangró buena parte del viejo continente durante cuatro años, más concretamente en el noroeste de Europa, precisamente el lugar en donde de acuerdo con los cálculos del profesor Herr Wisemann, el cometa hará su entrada en la órbita terrestre, causando en dicha zona un enorme cataclismo, una referencia más que obvia a la zona en la cual la Gran Guerra causó más destrucción, pérdidas y dolor.

Durante el transcurso del filme hay una continua sensación de desamparo debido a que durante la realización del filme, el conflicto bélico estaba en su punto más álgido y todavía no se vislumbraba en el horizonte un resquicio para la paz, por dicha razón el filme es una continua secuencia de incertidumbres o cómo lo peor de la naturaleza de la naturaleza humana ( ambición, avaricia, odio, conflictos familiares ) se manifiesta y agrava todavía aún más a raíz de un inesperado cataclismo, un torbellino de primarios instintos humanos que sucumbirán ante la llegada del cometa.

Pero a pesar de tan enorme desastre para la humanidad, se puede apreciar una pequeña llama de esperanza hacia el final del filme, la posibilidad de un nuevo y mucho mejor futuro, pues tras haber colisionado el cometa en la tierra, los pocos supervivientes ( entre ellos un cura, una más que obvia representación de la esperanza ), dos jóvenes enamorados vuelven a reencontrarse en una pequeña capilla ( más evidentes referencias religiosas, ja wohl! ); felices por estar de nuevo juntos los dos en medio de tan terrible desastre, a pesar de todo, contemplarán con cierta esperanza el incierto futuro que les aguarda, una escena en la cual se refleja muy acertadamente el anhelo por un nuevo y esperanzador resurgir tras el cataclismo causado por el cometa, siendo éste el perfecto paradigma de la primera guerra mundial.

El filme es una excelente y eficaz producción danesa, esas producciones que tanta reputación tenían en el mundo entero durante los primeros años del siglo pasado ( el filme está protagonizado por Herr Olaf Fonss, uno de los más importante actores daneses de la época el cual también trabajó con los más importantes directores germanos de entonces ), tal y como se puede apreciar en esta película en donde sus primitivos trucos y efectos especiales, consiguen una sólida narración cinematográfica, intercalando en la misma la amenaza de la llegada de un cometa a la tierra con lo peor de la naturaleza humana, todo ello dentro de un contexto moderno todavía vigente hoy en día y en donde se ilustra y denuncia en forma de una película de ciencia ficción, el gran dolor y aflicción que siempre causa la sinrazón de los hombres.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico está esperando por una visita de Herr Halley.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Roberto Amaba hat gesagt…

No tenía suficiente el aristócrata con contemplar las catástrofes reales a través del monóculo, que ha pedido la proyección de una de las mejores disaster movies no ya del periodo silente, sino de toda la historia.

Algún día el tsunami será el del proletariado. Vaya preparando el flotador.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

No... si ya queda bien explicitado en el filme de Herr Blom la forma de actuar que tienen ustedes los, ejem... proletarios, que en cuanto ven que un cometa se acerca a la Tierra en vez de poner sus escasas pertenencias a salvo, van y se dedican a hacer otra Revolución ( lo de ustedes desde luego es congénito, genético además de preocupante... ), en este caso, a molestar a unos decadentes burgueses que afrontaban el cataclismo con estilo y señorío, vamos, como debe ser.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

angeluco10 hat gesagt…

Una película que me llamó la atención cuando la ví,reconozco que esperaba más a raiz del título pero la época daba para lo que daba y el choque del cometa contra la tierra me pareció un poco ingénuo.