Samstag, Mai 19, 2012

"Le Voyage Dans La Lune" (1902) By Georges Méliès


“Apollo XI” wasn’t the first manned mission to land on the moon… 67 years before a French expedition landed on the Earth satellite using a powerful and new invention of the time:  the cinematographer!.

If there is a milestone, a fundamental masterpiece in the history of silent cinema, that’s undoubtedly “Le Voyage Dans La Lune” ( A Trip To The Moon ) (1902), a wonderful piece of early silent film art full of image icons easily recognizable throughout the whole world, especially the sequence wherein the lunar capsule lands in the eye of the moon.
The responsibility for such a spectacular silent task fell to Herr Georges Méliès, father of the cinema, magician and poet of early silent imagery.

“Le Voyage Dans La Lune” continues to fascinate new audiences after so many years because the essence of dreams is in every frame of this wonderful picture; man’s curiosity about exploring new and unknown worlds is showcased in the most astonishing and beautiful form, a modern trip to the moon full of wonderful and inventive décors, outstanding camera tricks and now…, in colour!!.

In 1993 a colour copy was found in the “Filmoteca De Catalunya” in Barcelona, an amazing silent discovery that gave the opportunity for new modern audiences to watch the first masterpiece of silent film history  in a fully hand coloured edition ( that beautiful colour process created by your great-great grandfathers ) .

It was a very complicated process due to the deteriorated state of such old nitrate, but after 12 years and thanks to skilful hands and the new longhaired technologies, “Le Voyage Dans La Lune” was finally reconstructed and prémiered again in selected theatres around the world.

In some of these selected theatres, as certainly in the Schloss theatre, ja wohl!!... a French documentary entitled “Le Voyage Extraordinaire” by Herr Serge Bromberg is screened before the main silent attraction; it’s a very interesting documentary about the complicated and the time-consuming task that it was to restore over 14.000 individual frames of the film.  It also talks about the life and times of its creator, Herr Georges Méliès,

Isn’t wonderful and amazing that after 110 years we continue to be fascinated by “Le Voyage Dans La Lune”??... Few films in silent history enjoy such a privilege.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must flee from the dangerous Selenites.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

La expedición lunar tripulada del “Apollo XI” no fue la primera con la cual el hombre puso por vez primera su pie en la luna… 67 años antes una expedición afrancesada aterrizaba en el satélite de la tierra usando una poderosa y novísima invención de la época: ¡el cinematógrafo!.

Si hay un filme fundamental, una indiscutible obra maestra dentro de la historia del cinema silente, esa es sin duda “Le Voyage Dans La Lune” (1902), una maravillosa obra de arte silente repleta de imágenes que ya son iconos reconocibles en cualquier parte del mundo, destacando especialmente la secuencia en la cual la cápsula lunar aterriza en el ojo de la luna.
El responsable de tan espectacular obra silente fue Herr Georges Méliès, padre del cine, mago y poeta de las primeras imágenes silentes.

“Le Voyage Dans La Lune” sigue fascinando al público actual después de haber transcurrido tantos años pues el espíritu del cual se nutren los sueños está presente en cada fotograma de tan maravilloso filme; la curiosidad humana por explorar nuevos y desconocidos mundos se muestra de una forma sorprendente y al mismo tiempo bellísima, un viaje modernista a la luna repleto de geniales e imaginativos decorados, sorprendentes trucos de cámara y además ahora… ¡en color!.

En el año de 1993 una copia en color de dicho filme fue encontrada en la “Filmoteca De Catalunya” en Barcelona, un sorprendente descubrimiento silente que daba la oportunidad al público actual de contemplar en todo su esplendoroso coloreado a mano ( esa técnica de coloreado tan especial ideado por sus tatarabuelos ), la primera obra maestra de la historia del cine.

Fue un proceso ciertamente muy complicado debido al gran deterioro que mostraba tan viejo nitrato, pero después de 12 años de arduo trabajo y gracias a las hábiles manos de expertos melenudos y sus nuevas tecnologías, “Le Voyage Dans La Lune” pudo finalmente ser restaurada y ser de nuevo estrenada en selectos cinemas del mundo entero.

En algunos de esos selectos cinemas, como es el teatro del Schloss, ja wohl!..., un documental galo titulado “Le Voyage Extraordinaire” de Herr  Serge Bromberg, es exhibido antes de la gran atracción silente, un documental muy interesante en donde se muestra el complicado y laborioso proceso de restauración al cual fue sometido el viejo nitrato encontrado en Barcelona, un proceso en el cual hubo que restaurar prácticamente cada uno de sus más de 14.000 fotogramas, ilustrando además al público asistente acerca de la vida y milagros silentes de su creador, Herr Georges Méliès.

¿No les parece ciertamente increíble que aún después de 110 años “Le Voyage Dans La Lune” continúe fascinando a las nuevas generaciones??... pocos filmes en la historia del cinema tienen tal privilegio, solamente las auténticas obras de arte consiguen dicha hazaña, tal y como acontece con ésta extraordinaria expedición lunar repleta de poesía e inolvidables imágenes.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que huir de algunos peligrosos Selenitas.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

angeluco10 hat gesagt…

Supongo que este comentario se debe a la película "Hugo" de Martin Scorsese.No tengo ningún reparo en decir que la historia de Georges Melies contada por Scorsese es maravillosa pero la película "Hugo" no lo es,no está a la altura,le falta algo,no sé que es,tal vez menos efectos especiales y más realidad,algo más de emotividad.
A lo mejor con el tiempo me gusta más pero ahora no me ha contentado.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…


Mein Lieber Angeluco: Olvídese usted de remedos modernistas y opte por los originales, esos que nos siguen fascinando después de una centuria, MEIN GOTT!!.

Herr Graf Ferdinand Von Galtizien