Sonntag, Oktober 30, 2005

"No Quarto Da Vanda" (2000) de Pedro Costa



Seguramente algunos de ustedes durante esos escasos momentos que tienen libres en esas jornadas laborales maratonianas o actividades varias como intentos de sublevación hacia la aristocracia o hechos delictivos varios, se preguntarán cómo es posible que la burguesía germánica conozca tan bien sus artimañas y sus curiosas costumbres sociales si, lógicamente, no abandonamos los aterciopelados salones de nuestros "Schlösses".
Pues les diré que la aristocracia, en su afán de controlarlo todo y tener nuestros privilegios atados y más que bien atados, nos informamos de sus vidas melenudas gracias a filmes como No Quarto Da Vanda de Pedro Costa, un crudo documental que refleja perfectamente cómo emplean ustedes su tiempo libre o incluso ni ese.

Filmada con cámara digital, éste filme nos expone ( pues Pedro Costa no rueda, su cámara es un testigo que asiste impávido el día a día de su protagonista ) la degradación de todo un barrio, Fontainhas y en especial el de su protagonista, Vanda Duarte ( protagonista también de su anterior y celebrado filme, Ossos (1997) ), una mujer toxicómana que subsiste en dicho barrio con toda su familia, poseedores de un incierto futuro, el barrio al estar siendo demolido y Vanda con la mayoría de los habitantes de Fontainhas, por su adicción a la heroína.
Gracias a la falta de prejuicios o la nula pretensión de juzgar la conducta o la vida de Vanda por parte del director, se limita cómo había comentado anteriormente este aristócrata teutón, a documentar la situación de miseria, abandono y falta de esperanza en la que están sumidos todos sus protagonistas, el filme adquiere un interés y un valor enorme, una terrible bofetada de realismo social sin adornos superfluos que nos sumergen en el vértigo y marasmo de la droga y todas sus consecuencias.

Aunque la aristocracia germánica agradezca más los trabajos estéticos o autocomplacientes de buena parte del cine luso, un filme como "No Quarto Da Vanda" es un contrapunto necesario, una bofetada rigurosa para una cinematografía en exceso manierista.

Y ahora si me lo permiten les dejo momentáneamente, pues después de haber observado con mi monóculo tanta degradación humana en mi aterciopelada sala de proyecciones, éste aristócrata necesita relajarse con un poco de absentia.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Pauliano hat gesagt…

Solamente para decir que esa pelicula de Pedro Costa es muy sobre-estimada por la critica bolchevique lusitana, como todo quanto se hace por aqui.

El problema del cine portugues es que enferma de pretensioso. Ademas tiene demasiados "gaps" técnicos: el sonido es malo, los actores declaman como si estuviran nel Odéon grego, los planos son muchas vezes hirtos, e mismo quando el cine portugues empeza a modernizarse, luego habla como si fuera "junkey".

El cine portugues no es para los sibaritas internacionales.

Manoel de Oliveira es lo paradigma como no se deve hacer cinema. Por eso es condecorado, LOL - perdoname, Herr Graf, pero esta sigla dela Net es ya de lo dialecto nobliarquico;-)

Pauliano

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Ah, que prazer olhar coma a nobre dinastía dos Bragança fazem guerra e causa comúm contra os bolcheviques necessitados urgentemente de um cabeleireiro!.