Mittwoch, Oktober 26, 2005

Servicio Domesticado



Seguramente algunos de ustedes conozcan a buena parte del servicio doméstico de éste aristócrata germánico, sobretodo al siempre esforzado y mal pagado secretario particular Günthell, además del chófer de mis relucientes Hispanos-Suizos, Otto, pero lógicamente un decadente aristócrata teutón necesita de muchísima más gente para que tengan los muros de mi "Schlöss" llenos de musgo enrarecido, para que mantengan en orden las telarañas de mis sótanos lúgubres, que den de comer a diario ( a ser posible un lugareño del lugar ) a los cocodrilos del foso o vigilar constantemente que los nitratos silentes de la Filmoteca de éste su Conde no ardan de forma espontánea.

Para que se vayan familiarizando ( cómo ustedes son gentes de la misma condición social que los susodichos, sí se pueden permitir esas licencias ) con buena parte de mi numeroso servicio doméstico, pueden ustedes identificar en la fotografía adyacente a esos mis sirvientes qué como pueden comprobar por sus caras, están más que contentos por estar al servicio de los despotismos de éste aristócrata teutón.

En esa foto doméstica deberían ustedes localizar a los ya mencionados Günthell und Otto, sin olvidar a Hette la cocinera y su ayudante Kungund, además de las "femme de chambre" Úrsula, Gerda, Angelika y la férrea Grünilda, la ama de llaves del portón del "Schlöss".
La pareja sentada que preside tan penosa muestra de servicio doméstico Condal, es lo que queda de mi primo Friedrich y su mujer Lotte, rebajados de su condición social a servicio doméstico ordinario por haberse descubierto que simpatizaban con las exigencias de los criados que tenían en su Hacienda, ya saben, esas tonterías de la dignidad de los trabajadores, sueldos dignos y demás exigencias inconcebibles para la aristocracia..., tanto atrevimiento, lógicamente, tuvo que ser castigado de forma germánica y severa, rebajándolos de su estatus burgués sin contemplaciones, pero para que vean que incluso entre las familias teutonas a veces tenemos conmiseración de nuestros pecados veniales, les permito a mis queridos primos que hagan las labores del "Schlöss" él con chaqué y ella con vestido de gasa fluctuante.

Y ahora si me lo permiten les dejo momentáneamente pues tengo que dar órdenes a Günthell de que toque la campana del ala este del "Schlöss" para que el servicio doméstico no necesario se refugie de las iras de éste aristócrata en sus celdas hasta la mañana siguiente.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Anonym hat gesagt…

¡¡trolero!! Ni Gertrud, ni Gunther ni Walburga. Se trata de la familia Bellamy con su servicio al completo, presidido, por supuesto, por el fiel y eficiente Hudson...

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

MEIN GOTT!!!!... ¡no me diga que el exclusivo servicio doméstico de éste Herr Graf hace también horas extras en otras mansiones exclusivas británicas!!...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Anonym hat gesagt…

Como lo oye, amigo. Y está ampliamente documentado. Ah, la pérfida Albión! ¿ha pensado que quizá actúen como infiltrados en su Schlöss, espiando para Su Majestad????