Samstag, Oktober 04, 2008

"Madame DuBarry" (1919) By Ernst Lubitsch


In the mid 10’s of the last century, big budget film productions were fashionable, and usually depicted historical events or popular dramas.

Italians had silent “kolossal” movies with an emphasis on historical realism, especially in terms of superb art direction. The Italian extravaganzas were enormously influential but directors in different countries made epics in their own peculiar way and style.

For this reason, Germans couldn’t sit back and do nothing and allow themselves to be beaten so pretty soon historical “kostume” films were invented, “Madame DuBarry” (1919), being an excellent example of that early Teutonic film genre whose director, Herr Ernst Lubitsch achieved international success because of this and similar epics. Herr Lulbitsch's work here is shining but one can hardly overlook the main actors, Dame Pola Negri und Herr Jannings. “Madame DuBarry” was the first post-war German film sold in the United States though sometimes the Amerikans cut the tragic end of the film probably due to their audiences not understanding those special and sharp European habits…

“Madame DuBarry” tells of the rise and fall of the favourite mistress of Louis XV of France. She is played as a sensual libertine by Dame Pola Negri while the king is a wonderful (though overacting, as usual) Herr Emil Jannings.

Dame DuBarry is a carefree girl, with plenty of “joie de vivre”, who toys and uses men for but remains foolishly innocent about what's she doing. Ultimately, she will lose her head, literally, for the king.

Obviously a “kostume” film must have superb décors and great art direction and, since the story involves the French revolution, there must also be feverish, ragged crowds, here played accordingly in those early Weimar times, by impoverished extras who would soon forsake demonstrating in a fictional Paris for doing the real thing on the Berlin streets. Herr Lubitsch trivializes the historical events, giving more importance to sensuality and he has an irreverent and satirical point of view; With Dame Negri's villainous presence on the silent screen, who cares about the French revolution??..., that’s a trifling matter in comparison with Dame Pola’s eyes!

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must avoid losing his head over a naughty rich Teutonic heiress.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

A mediados de los años 10 del siglo pasado, la grandes superproducciones silentes estaban de moda, filmes éstos que retrataban acontecimientos históricos o incluso dramas populares.
Los italianos tenían filmes “kolossales” en los cuales se hacía especial énfasis en el realismo histórico, destacando sobremanera la excelente dirección artística de los mismos; estas extravagancias italianas tuvieron enorme éxito e influyeron en directores de diferentes países, los cuales realizaron filmes igualmente épicos pero con su propio estilo y firma.

Por dicha razón, los germánicos no podían quedarse de brazos cruzados y permitir ser superados, por lo cual muy pronto se inventaron los “kostume” fillmes, siendo“Madame DuBarry” (1919) un excelente ejemplo de ese primerizo género teutónico silente con el cual su director, Herr Ernst Lubitsch, consiguió enorme éxito internacional por su brillante dirección, además de sus actores principales, Dame Pola Negri und Herr Emil Jannings, destacando igualmente que “Madame DuBarry” fue el primer filme germánico que una vez concluida la I Guerra Mundial, fue vendido y tuvo enorme éxito en los Estados Unidos, aunque los habitantes de dichas tierras censuraron el trágico final del filme, seguramente porque ése público no entiende de ciertos hábitos tajantes europeos…

“Madame DuBarry” narra el auge y caída de la amante favorita del rey francés Luis XV, una sensual libertina interpretada por Dame Negri, mientras el rey está a cargo de un encantador y sobreactuado, como es habitual, Herr Emil Jannings.

Dame DuBarry es una jovenzuela alocada, repleta de “joie de vivre”, la cual juega y usa a los hombres a su antojo, aunque todo ello de una forma ciertamente y alocadamente inocente, sin saber que ello la llevará a perder la cabeza, literalmente…, por el rey.

Obviamente en un “kostume” film, debe haber lujosos decorados y una gran dirección artística y como el filme también narra la revolución francesa, también tiene que haber en dicha obra, enfervorecidas y airadas masas, muy acorde éstas con los tiempos de la incipiente república de Weimar, empobrecidos extras que se manifestaban en un París de ficción para posteriormente hacerlo de forma igualmente convincente por las calles de Berlín.
Herr Lubitsch banaliza los acontecimientos históricos, dando más importancia en el filme a la sensualidad con su peculiar, irreverente y satírico estilo o punto de vista, todo ello con la maliciosa presencia en la pantalla silente de Dame Negri, y es que… ¿a quién le importa la revolución francesa?... cuestión baladí ésta en comparación con los ojos de Dame Pola.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que evitar perder la cabeza por una picarona rica heredera teutona.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

TRONCHA hat gesagt…

Desconocía este trabajo del genial Lubitsch, por supuesto conoces más sus trabajos sonoros, aun así es de agradecer que tan insigne donde nos deleite una vez más con otra maravilla y nos agrande el conocimiento con sus escritos.

Saludos...

jesús cortés hat gesagt…

Herr Graf, le quería preguntar por otra obra magna de Herr Lubitsch en el mudo que cuenta con partidarios y detractores acérrimos "Die bergkatze". Yo me divertí mucho y me parece muy original el tema del encuadre "papirofléxico". ¿Vd qué opina?

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Una gran y divertida ( teniendo en cuenta lo que un adusto, recio y agrio conde germánico pueda considerar como hilarante... ) comedia "Die Bergkatze", ciertamente... pues aunque ya ha transcurrido cierto tiempo desde que éste Herr Graf pudo contemplar dicha obra del eminente Herr Lubitsch durante sus años mozos, se guarda un excelso recuerdo de dicha obra en la cual sobresale la complicidad existente entre Dame Pola y la, ya por entonces, eficacia y sibilinas situaciones desarrolladas por el director teutón, consiguiendo que "Die Bergkatze" sea una de sus alegres comedias de los años 20, combinando éstas con sus igualmente magníficos "kostume films", obras que Herr Troncha debería ver de forma marcial e inmediata si quiere ser un cinéfilo de provecho.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Angel San Miguel hat gesagt…

Debo reconocer que esta película me ha parecido en algún momento un poco aburridilla a pesar de ser de Lubitsch,y la historia por momentos un poco confusa.