Samstag, Dezember 26, 2009

"Helena" (1923/24) By Manfred Noa


"Helena” (1923/24) is a free adaptation of Homer’s work “The Iliad”. It was kept practically in oblivion until an almost complete copy was found in Lausanne, Switzerland (that European country so amusing for Teutonic aristocrats). This copy was completed with several materials available from other forgotten copies in the archives of Rome, Madrid and Moscow.

Due to all this material and research, a reconstruction, very close to the original, has been possible. It was made by the “FilmMuseum München”. It is another major effort of silent film restoration because in this case they kept the tints used in the original film. All this provided a unique opportunity for the world of silent movie fans to appreciate this German super production after it suffered through 80 years of neglect.

Obscurity was also the fate of the film’s director, Herr Manfred Noa; this Teutonic aristocrat did not know much about Herr Noa; although, from time to time, this Herr Graff might have crossed paths with him in some decadent silent soiree… Herr Manfred Noa (1893-1930) was originally an architect but then embarked on a short but fruitful career as a director in Berlin.

He started as a set designer in many Germanic productions until he was “discovered” by the great German director Herr Richard Oswald (who directed among others, the unclassifiable and fascinating “Unheimliche Geschichten” (1919) and “Alraune” (1930)). Oswald acted as Herr Noa’s mentor and Noa finally had an opportunity to direct his first film “Bobby Als Amor” in 1916.

His meticulous adaptation of Homer’s masterpiece brought his production company, Bavarian Films, to bankruptcy and the film was unable to recoup the enormous production costs. It was released at almost the same time as Fritz Lang’s “Die Nibelungen” (1924), a great epic that deserves its place of honor in cinema history. However, it is unjust that “Helene”, which shares some of the qualities of the Lang film, had such small support from a public who enjoyed these monumental films.

Herr Manfred Noa, was Jewish and had to suffer the anti-Semitism that was so common in Germany at that time. Noa’s earlier film “Nathan, Der Weise” (1922), a plea for tolerance between different religions, had to be withdrawn from the cinema because of threats that were made barely a day after its premiere in Munich. Of course the situation was doomed to get worse as the Nazis gained in influence.
Noa died prematurely in 1930 and both his life and his work stayed in oblivion until the recent discovery and excellent restoration of “Helena”.

“Helena” is the only German film version of the Troy legend; certainly doing an adaptation of such a work was a very arduous and unenviable task but it was put in the capable hands of playwright Herr Hans Kyser. The movie was divided into two parts, “Der Raub Der Helena” ( The Abduction Of Helen ) and “Der Untergang Trojas” ( The Ruin Of Troy ). It’s a titanic, surprising and majestic effort, technically impeccable and with extremely careful production design. The theatricality, magnificent locations, great set design and countless extras naturally bring to mind “Cabiria”, that super production that influenced so many, especially Herr Griffith. “Helena” is a big, kolossal film worthy of the adjectives usually heaped upon such an epic. It also has an eye for realistic historical detail and striking costume design (done by Herr Walter Wessener). The film’s special effects are outstanding especially in the premonitions and dream sequences which are atmospheric and ingeniously done.

Obviously in this adaptation of Homer’s work, special care has to be taken for the big battles and crowds and the hordes of extras, especially when the city of Troy is under siege. The coordination of these elements can be difficult, even for the disciplined German mind.

Not all of the spectacular sequences are as good as they could be; surely the chariot race does not compare to the one in Fred Niblo’s “Ben-Hur” (1925). It is actually “static” and without the beauty and emotion of Herr Niblo’s excellent film. However, “Helena” makes up for it to some extent in the naval battle where the chaos produced by the ships, smoke and fire manage to recreate perfectly that emotional conflict between Greeks and Trojans.

The film’s principal actors, although not very well known, performed their characters in a proper manner, without falling into excessive mannerisms that one sometimes sees in these pioneer productions. It is important to mention Herr Carl de Vogt, one of the biggest German stars of those times who had already performed in four of Herr Fritz Lang’s films. He plays Hektor in “Helena”.

The film’s numerous merits demonstrate the unfairness of “Helena” and its director Herr Manfred Noa being so little known. We have to be grateful for these modern restoration jobs of old nitrates.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count has just received an agreeable present from the Schloss’ servants: a big wooden horse.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

“Helena” (1923/24) es una libre adaptación de la obra de Homero “La Ilíada” era un filme que por diversos motivos había permanecido prácticamente olvidado hasta que, destino paradójico de innumerables títulos mudos, apareció una copia olvidada y prácticamente completa en la Filmoteca Suiza ( ese país europeo tan divertido para los aristócratas teutones… ), en Lausanne más precisamente, copia que fue completada con material diverso disponible de otra copia que también permanecía injustamente olvidada en los archivos de las filmotecas de Roma, Madrid y Moscú.
Gracias a todo este material se ha podido afrontar una reconstrucción lo más fiel al original, realizada por el “FilmMuseum München”, pues no había sobrevivido ninguna copia original alemana de dicha obra, en lo que es otro gran trabajo de recuperación de películas silentes, pues en éste caso también se han conservado de forma especial los diferentes tintes usados en la película, dando la oportunidad, finalmente, a todos los admiradores silentes del mundo entero, el poder disfrutar de esta superproducción alemana después de 80 años de injusto olvido.

Olvido que también ha afectado a su director, Herr Manfred Noa, Herr al cual éste aristócrata teutón no conocía demasiado, aunque de vez en cuando se hubiese cruzado con éste Herr Graf en alguna decadente soirée silente.. y es que Herr Manfred Noa (1893-1930) fue un director berlinés de corta pero fructífera carrera, además de arquitecto de profesión.
Empezó como diseñador de decorados en numerosas producciones germánicas, hasta que fue “descubierto” por el genial director alemán Herr Richard Oswald, director de, entre otras, la inclasificable y fascinante “Unheimliche Geschichten” (1919) y “Alraune” (1930), cuando era su consejero artístico, dándole finalmente la oportunidad a Herr Noa para que dirigiese su primer filme, “Bobby Als Amor” (1916).
Su meticulosa adaptación de la obra de Homero llevó a la bancarrota a su productora, la Bavaria Film, incapaz de recuperar los enormes costes de producción, aún a pesar de casi coincidir en la cartelera, con la muy similar, en cuanto a contenidos epopéyicos y gran presupuesto, “Die Nibelungen” (1924) de Fritz Lang, gozando ésta último del favor del público teutón y aunque ésta gran obra maestra de Herr Lang es un filme incuestionable dentro de la historia del cine, es injusto que “Helene”, al compartir ciertas similitudes con la anterior, tuviese tan poco apoyo por parte del mismo público que disfrutaba con estos monumentales filmes.

Herr Manfred Noa, fue atacado por su condición de judío durante casi el principio de su carrera, como aconteció con la película anterior a “Helene” “Nathan, Der Weise” (1922) que tuvo que ser retirada por amenazas anti-semitas prácticamente un día después de su estreno en Munich, amenazas que se incrementaron cuando los nazis empezaron a tener importancia y poder en Germania.
Al fallecer prematuramente en el año 1930, su persona y obra permanecen en el olvido hasta su actual descubrimiento, gracias especialmente a esta excelente restauración de “Helena”.

“Helena” es la única película en la que el cine alemán ha adaptado la leyenda de Troya; un arduo y nada envidiable trabajo realizado por el autor teatral Herr Hans Kyser, que se dividió en dos partes, “Der Raub Der Helena” ( El Rapto de Helena ) y “Der Untergang Trojas” ( La Destrucción de Troya ); gracias a tan titánico y gran esfuerzo, los resultados son realmente majestuosos, pues estamos ante un filme que nos sorprende por su impecable factura técnica y un cuidadísimo diseño de producción.
Vienen a la memoria de éste Herr Graf, mientras contempla en el teatro del Schloss “Helena”, la gran influencia que ha tenido en dicha obra las grandes producciones italianas silentes, esto es, su teatralidad, grandes decorados, localizaciones majestuosas, numerosos extras..., teniendo a “Cabiria” (1913), obviamente como el más notorio ejemplo de éste género cinematográfico de gran influencia en numerosos directores de la época, especialmente Herr Griffith.

Todos esos grandes adjetivos mencionados anteriormente, ilustran perfectamente la grandiosidad y el valor cinematográfico de “Helena”.
Como ha mencionado recientemente éste Herr Von, su factura técnica es impecable; todo un “kolossal film” en el cual había que tener un especial cuidado y esmero en su diseño de producción, de gran importancia para que la historia y ambientaciones sean creíbles; Herr Noa sale airoso del intento, mostrando un especial cuidado por todos los innumerables detalles del filme, con un vestuario a cargo de Herr Walter Wesener que merece ser especialmente destacado.
Los efectos especiales de la obra también son destacables,con secuencias de sueños premonitorios y diferentes situaciones atmosféricas, muy ingeniosos y excelentemente realizados.

Obviamente en ésta adaptación de la obra de Homero había que cuidar especialmente las secuencias de grandes masas y batallas, contando el filme con una gran cantidad de extras, destacando especialmente la escena del asedio a la ciudad de Troya, difícil trabajo de coordinación para Herr Manfred, por muy disciplinados que sean los germanos...
Asimismo, la carrera de cuadrigas, no está tan magníficamente realizada y diseñada como en “Ben-Hur” (1925) de Fred Niblo, resultando ser más “estática”, sin la agilidad de planos necesarios para crear la emoción y belleza que sí consigue el excelente filme de Herr Niblo, siendo este uno de los momentos menos logrados de “Helena”, quedando compensado posteriormente éste gracias a la escena de la batalla naval, mucho más cuidada con ese esmero que Herr Noa muestra en la mayoría de las secuencias de su película, en donde el caos producido entre los navíos, el fuego, humo, consiguen recrear perfectamente esa emocionante batalla entre griegos y troyanos.

Los protagonistas del filme, aunque no demasiado conocidos, interpretan a sus personajes de una forma comedida, sin caer en excesivos amaneramientos tan característicos de estas producciones pioneras, destacando especialmente a Herr Carl de Vogt, una de las grandes estrellas alemanas de la época que ya había protagonizado por entonces cuatro obras de juventud de Herr Fritz Lang, el cual interpreta en “Helena” al personaje de Paris.

Por lo tanto y por sus numerosos méritos, resultaba injusto que “Helena” y su director, Herr Manfred Noa siguiese estando tan injustamente olvidado en la “memorabilia” cinéfila silente, por lo que siempre hay que agradecer estos grandes trabajos de restauración melenuda de los viejos nitratos.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico acaba de recibir un simpático regalo de parte de los criados del Schloss, un gran caballo de madera.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Lolita hat gesagt…

Do you really mean that Manfred Noa died at the age of 37? That's unfair! I wonder if one had known his name better if he had gotten some extra years to make a reputation. But probably not, if one of his films had to be withdrawn for expressing the wish of tolerance, I bet the Nazis wouldn't like him to become a great director after that either.

Thanks for highlighting a neglected mastodon silent! It was undeniably a very interesting read.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Lieber Lolita ( This Herr Graf likes your Swedish name very much... ):

Unfortunately what this Herr Von said about that Herr Noa died prematurely was true and probably as you said and wrote in Swedish, was better in this way because obviously the Nazis wouldn't have allowed him to have a silent career in Deutschland due to his Jew condition...

A mastodon?... This Herr Graf have one for centuries in the Schloss garden a very useful animal for frighten off the annoying visits.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Histeriahistrionica hat gesagt…

Querido Herr Graf:

¡Qué detalle por parte del servicio domesticado del Schloss, el haberle regalado un caballo de madera! No se preocupe, Conde, que esconde las mejores intenciones. (Intenciones subversivas, armadas y muy revolucionarias, por supuesto.)

Por otra parte, ¿qué otra cosa podían regalar estos fervorosos sirvientes sino un caballo, siendo usted un caballero de capa y sombrero? (Disculpe… pero ayer alguien se sentó sobre su sombrero de copa de piel de castor y no fue precisamente un caballo.)
Ahora que lo pienso… en sus caballerizas no hay sitio para más animales e inquilinos (a veces esta melenuda no sabe diferenciar entre animales y otros habitantes), estas añejas cuadras guardan los carros, las calesas y unas antiguas cuadrigas (con más movimiento que las de Ben-Hur), además, esos topes tan incómodos en los que el caballo engancha sus patas se utilizan, clandestinamente, para bajar los barriles de cerveza que bebe a escondidas el Sindicato Domesticado del Scholls (S.D.S), en sus reuniones de ocho a ocho.

Últimamente, mi querido conde, ha adquirido una partida de pura sangres provenientes de Asia Menor, más concretamente, de la zona donde se encontraba la antigua Ilión, la mítica Troya, así que ya tiene usted caballos de Troya para dar y tomar alguna ciudadela sitiada. ¡Con tanto melenudo suelto podría hacer muchas colas de caballo!

Según algunas fuentes históricas, los príncipes Troyanos, que deseaban establecer el control de las rutas comerciales desde el Mediterráneo al Mar Negro, se habían enriquecido cobrando un canon, (muy clásico) y, por este motivo, los griegos interesados en liberarse de esa pesada carga económica iniciaron la guerra de Troya. El poema homérico de la Ilíada se encargó de engrandecerlo épicamente adornándolo con todo tipo de acontecimientos.

Y qué me dice de Helena, una mujer de enorme belleza, la más hermosa de cuantas existieron, todo ello, con el beneplácito de la Diosa Afrodita. ¿Qué podía hacer Paris, príncipe troyano, ante esta situación sino raptar a la agraciada Espartana y seducirla? ¿Qué hubiese hecho usted, Herr Ferdinando? Seguramente la invitaría, con malas artes, a uno de sus sirocos (ejem… soireés)aunque con usted nunca se sabe... todavía estoy buscándole el talón de Aquiles y creo que usted no se ha caído, por ahora, en la laguna Estigia.

Y ya ve, herr Conde, Manfred Noa era otro judío con mucho talento que algunos nazis envidiosos no habrían podido soportar.

Lolita hat gesagt…

I must disappoint you by confessing that Lolita is just my screen name - my REAL Swedish name is the not nearly as exciting "Lotten".
It's like they said with Kafka - if he hadn't died from tuberculosis he would have died in a concentration camp. I bet both he and Noa were lucky in a twisted way.

Angel San Miguel hat gesagt…

Extraordinario descubrimiento el de esta película que a mi modo de ver ha creado escuela por que,aparte de las similitudes que nuestro querido conde dice,en la carrera de cuádrigas,aunque no sea tan espectacular,me ha recordado a la de Ben-Hur y muchas escenas de este clásico han sido calcadas en la "moderna" superproducción estadounidense "Troya".
En fin una joya desaparecida pero que ahora podemos disfrutar.