Samstag, Februar 11, 2012

"La Belle Nivernaise" (1924) By Jean Epstein



Many silent film directors evolved during their careers and experimented with different styles, looking for the one that best expressed their artistic vision (Evolution however does not apply to aristocrats whose species have remained the same throughout the centuries).

During Herr Jean Epstein’s silent period, this Herr Graf can appreciate three different stages, although there is no vast difference between them in terms of what Herr Epstein was trying to accomplish. Initially his work is permeated by naturalism and conventional film narrative; later his films become more experimental and avant-garde followed by a more realistic and documentary like style.

Accordingly, “La Belle Nivernaise” (1924) belongs to Herr Epstein’s early more conventional period, though it is conventional only in Epstein terms, natürlich!, It is a beautiful and lyrical work. It tells the story of Herr Victor ( Herr Maurice Touzé ) an abandoned child who is found wandering in the city by Herr Louveau ( Herr Pierre Hot ), who works as a bargeman. He decides to raise the boy but has a child of his own, Frau Clara ( Frau Blanche Montel ) and a grumpy wife ( Frau Madame Lacroix ). As time passes, both youngsters will fall in love with each other.

The process of the love affair is beautifully filmed, and is depicted in many soulful close-ups and varied elegant techniques that bring the film to a high artistic level. The social realism (life on the barge) is intertwined with echoes of social injustice to add to the drama ( Victor’s real father appears and he is separated from Clara ).

La Belle Nivernaise” is a good example of a great director in the making as he develops the technique best suited for what he is trying to convey.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must require a special permit in order to travel by barge on the Rhine to meet one of his rich old heiresses.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

Durante el transcurso de su época silente, numerosos directores fueron evolucionando acerca de sus intenciones artísticas y aspectos estéticos, investigando y experimentando en diferente forma para así intentar finalmente encontrar un inconfundible y variado estilo personal; sobre ésta cuestión es necesario mencionar que ésta teoría de la evolución no ha afectado para nada a los aristócratas, pues éstos desde el principio de los tiempos no han evolucionado para nada logrando mantener así intacta tan particular especie…

Durante el periodo silente de Herr Jean Epstein, éste Herr Graf puede apreciar tres diferentes etapas en el mismo, aunque tampoco son estas excesivamente diferentes entre sí debido a ciertas características comunes dentro de toda su obra silente en donde numerosos recursos artísticos son utilizados de forma más o menos habitual.

Por ejemplo, la primera etapa silente de Herr Epstein está impregnada de un naturalismo y un convencional lenguaje cinematográfico, el cual daría lugar a una etapa mucho más experimental, su periodo más vanguardista y el más apreciado e importante dentro de la carrera silente del director francés y finalmente, antes de la llegada del cinema sonoro, Herr Epstein dirige obras mucho más realistas y con una gran base documental.

Teniendo en cuenta esta cuestión, “La Belle Nivernaise” (1924) pertenece a la primera etapa silente de Herr Epstein, la que éste Herr Graf considera más convencional, convencional según los parámetros de Herr Epstein, natürlich!, pues el director francés incluso empleando una clásica narrativa cinematográfica, como es en éste caso, sorprende por el magnífico uso de numerosos recursos artísticos, realizando una bella obra impregnada de lirismo.

El filme es un compendio de todos sus ingeniosos recursos cinematográficos y así reflejar la historia de Herr Victor ( Herr Maurice Touzé ), un niño que mientras deambula solo por la ciudad es encontrado por Herr Louveau ( Herr Pierre Hot ), el cual trabaja en una barcaza, decidiendo finalmente llevarlo con él para criarlo.
Herr Louveau tiene una hija propia, Frau Clara ( Frau Blanche Montel ) además de una malhumorada mujer ( Frau Madame Lacroix ) y a medida que el tiempo va pasando, los dos jovenzuelos se enamorarán el uno del otro.

Un cierto realismo novelado ( la particular vida dentro de los protagonistas dentro de una gabarra ) se va entrelazando con aires folletinescos, adquiriendo de ésta forma el filme un dramatismo que surge debido a ciertos acontecimientos de la historia ( el verdadero padre de Victor aparece en escena y éste es separado de Clara ).

El proceso de enamoramiento entre los dos jóvenes está bellamente filmado, echando mano Herr Epstein de su querencia por evocadores primeros planos y numerosos recursos técnicos, logrando elegantemente que el filme alcance altas cotas líricas, al mostrar las diferentes etapas de amor y sufrimiento entre los dos jóvenes amantes.

En el filme “La Belle Nivernaise” se puede comprobar los grandes e ingeniosos progresos y recursos narrativos de Herr Epstein, además de su particular búsqueda de un lenguaje propio cinematográfico, dependiendo siempre éste de las particularidades de sus diferentes etapas silentes.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que solicitar un permiso especial para transportar por gabarra y sobre el río Rhin a una de sus ricas herederas teutónicas.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Keine Kommentare: