Samstag, Februar 04, 2012

"La Glace À Trois Faces" (1927) By Jean Epstein



“La Glace À Trois Faces” ( The Three-Sided Mirror ) (1927) demonstrates the experimental aspect of Herr Jean Epstein's silent period. It is full of bold and innovative editing and unusual film narrative.

Herr Epstein was certainly not the only director to tell a story from the viewpoints of different characters but he makes the concept visually exciting. In this film there are three different women: a sophisticated lady, Frau Pearl (Frau Olga Day), a dilettante sculptress, Frau Athalia Roubinowitch (Frau Suzy Pierson) and a commoner girl, Frau Lucie (Frau Jeanne Helbling). They each tell of their love affair with the same man (Herr Rene Ferte).

The film is divided into three episodes, each very stylized. The object of the affections of these three ladies is a young businessman who is indifferent to the despair his heartlessness causes each of his lovers. He ends each affair abruptly and with simple excuses, rushing off in his racing car.

Visually powerful, “La Glace Á Trois Faces” carefully depicts each setting and the editing is frenzied and brilliant in the outdoor sequences (especially when the man flees from his lovers). There are suggestive and subtle consecutive close-ups which depict the troubled relationship of the three women and their nonchalant lover. There's also a bit of classicism in this very original film.

“La Glace À Trois Faces” is an exercise in film style, a unique work that certainly will leave no one indifferent and will especially delight audiences that appreciate original film experimentation.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must ride at full gallop from his boring responsibilities.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

El filme “La Glace À Trois Faces” ( El Espejo De Las Tres Caras ) (1927) es un buen ejemplo de la experimentación cinematográfica que se puede apreciar en buena parte de la filmografía del periodo silente de Herr Jean Epstein, plena de un atrevido, innovador lenguaje y montaje cinematográfico.

Y es que aunque numerosos directores experimentaron con el concepto de narrar una misma historia a través de los diferentes personajes involucrados en la misma y que debido a dicha circunstancia, ésta es relatada de forma diferente por los implicados, en el caso de “La Glace À Trois Faces”, Herr Epstein desarrolla las numerosas posibilidades, en cuestiones técnicas y visuales, que tan interesante idea le ofrece, tal y como finalmente sucede en éste filme en donde tres mujeres muy diferentes entre sí ( una sofisticada fraulein, Frau Peral ( Frau Olga Day ), una diletante escultora, Frau Athalia Roubinowitch ( Frau Suzy Pierson ) und una chica del montón, Frau Lucie ( Frau Jeanne Helbling ) ), cuentan la particular relación amorosa que ambas tres han mantenido con un mismo hombre ( Herr Rene Ferte ).

El filme está dividido en tres pequeños episodios en donde el lenguaje cinematográfico y la experimentación visual se acomoda a los diferentes sucesos y experiencias personales de las tres mujeres con su amante, un joven hombre de negocios carente de ataduras tanto emocionales como de compromiso hacia la susodichas, prefiriendo siempre finalizar de forma abrupta sus idilios con simples excusas, huyendo de sus amantes en su auto deportivo.

El filme tiene un gran atractivo visual, “La Glace À Trois Faces” cuidando especialmente todos sus escenarios, especialmente los exteriores en donde la inventiva de Herr Epstein es ciertamente notoria, montando imágenes muchas veces de forma frenética ( especialmente la huída del hombre de sus amantes ), incluyendo también consecutivos y sugerentes primeros planos en donde de forma sibilina y desde diferentes perspectivas, se muestra la íntima y problemática relación amorosa entre las tres mujeres y su indiferente objeto de deseo, pudiéndose apreciar también en los mismos un cierto poso de clasicismo.

“La Glace À Trois Faces” es todo un ejercicio de estilo cinematográfico, una pieza única que no deja indiferente y muy especialmente a esos espectadores que aprecian originales experimentos cinematográficos.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues éste conde germánico tiene que huir a todo galope de sus aburridas responsabilidades.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Zelle VS hat gesagt…

Muy a mi pesar, solamente he visto Coeur Fidele, un filme que he vuelto a ver un par de veces mas, y que es tan especial, poetico y dramatico. Asi que tomo en cuenta este gran articulo para ver cuando me sea posible "La Glace aux Trois Faces". Merci.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Meine Liebe Frau Zelle VS:

Ya que se la ve a usted muy interesada en la vanguardista obra silente de Herr Epstein ( arrebatador filme "Coeur Fidèle", ja wohl! ), entonces no debería perderse durante las próximas semanas las nuevas entregas que éste Herr Von publicará en éste diario modernista acerca de dos magníficos mediometrajes del director francés, filmes éstos que se revisitan cada cierto tiempo en el Schloss para maravillarse de nuevo ante las apabullantes propuestas estéticas que Herr Epstein proponía por entonces.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien