Dienstag, März 25, 2008

Recordando A Herr Evgenii Bauer


Como suele suceder con demasiados directores del periodo silente, sus nombres hace tiempo que han caído en el olvido y por extensión su trabajo, a excepción de unos pocos afortunados que han conseguido resistir tan largo periodo de tiempo, consiguiendo perpetuarse estos a pesar del enorme desconocimiento que lamentablemente todavía afecta al cine realizado antes del año 1930.
Desconocimiento que no es ajeno a los admiradores del cine silente, pues aún a pesar de los esfuerzos titánicos e ingeniosas búsquedas a través del mundo entero para conseguir ver dichos filmes mediante subterfugios o tratos ilícitos a los que tiene que recurrir éste Conde germánico, es siempre un placer teutón el poder, finalmente, contemplar grandes obras de las cuales existen pocas referencias o son completamente desconocidas, maravillándonos finalmente por éstos descubrimientos notorios como ha sido el poder disfrutar de cinco excelentes filmes del director ruso Herr Evgenii Bauer.

Hasta hace escasos años el cine de este pionero y excepcional director ruso estaba completamente olvidado incluso en su propio país y ello a pesar de haber tenido su obra una enorme influencia en las posteriores filmografías de grandes directores rusos como Herr Eisenstein o Herr Lev Kuleshov; solamente a finales de los años 80 y gracias al desmoronamiento de la U.R.S.S., los filmes de Herr Bauer, almacenados en los archivos cinematográficos soviéticos, emergieron de la oscuridad después de setenta años de olvido y comenzaron a ser exhibidos internacionalmente para otorgarle finalmente la crítica especializada el lugar de honra que le correspondía por méritos propios al director ruso.

Herr Evgenii Bauer nació en Rusia en el año 1865 y graduóse en la academia moscovita de pintura, escultura y arquitectura; con el paso de los años ejerció de actor aficionado, caricaturista periodístico, empresario teatral e incluso fotógrafo artístico; a pesar de tanta diversidad de oficios e inquietudes artísticas, Herr Bauer comenzó a ser admirado y reconocido por sus trabajos como diseñador de decorados en filmes de otros realizadores paisanos suyos, trabajo este más que notorio en sus filmes posteriores, al ser su excepcional dirección artística uno, de entre muchos, de los grandes logros que se pueden apreciar en su obra cinematográfica.
Bauer se graduó relativamente tarde como director, tenía 48 años y gracias al apoyo y ánimos de varios directores con los cuales había trabajado, sus inicios fueron en “Pathé Star Film Factory” para la que realizó cuatro películas.
Sus obras comenzaron enseguida a tener gran notoriedad y a ser grandes éxitos de crítica y taquilla en su país, abarcando una gran variedad de género cinematográficos, tales como comedias, filmes patrióticos, dramas sociales y tragedias llenas de obsesiones y conflictos psicológicos en sus personajes, siendo éstos últimos géneros en los cuales la genialidad de Herr Evgenii Bauer brilla con luz propia y por los cuales es reconocido, constatando éste aristócrata teutón dichos logros, pues los cinco filmes que se han podido contemplar en el teatro del Schloss, son una excelente muestra de los logros artísticos del ruso.
Lamentablemente la obra de Herr Evgenii Bauer fue corta, pues murió de neumonía y a la edad de 52 años en el año 1917, dejando, a pesar de todo una buen puñado de excelentes filmes.

Herr Bauer fue también el gran pionero del cine ruso, pues junto con Herr David W. Griffith fue de los primeros en posicionar la cámara delante de los actores para conseguir así desarrollar un naturalismo en las interpretaciones de los mismos, ( la sobreactuación de los actores europeos era notoria en comparación con sus colegas americanos ) que no existía por entonces, además de evitar filmar los característicos filmes “teatralizados” que tan habituales eran en las primeras producciones silentes y en todas las cinematografías mundiales, desarrollando además Herr Bauer un personal montaje para sus filmes, pausado, sereno y acorde con los conflictos de sus personajes, nada que ver con los montajes de Herr Griffith siempre más dramáticos y dinámicos lógicamente y en justa consonancia con las historias y el desarrollo cinematográfico que el americano pretendía dotar a sus filmes.
La virtuosidad técnica de Herr Bauer es notoria además de pionera en producciones de un cine que aún estaba naciendo, explorando nuevas vías e intentando consolidar éstas gracias al ingenio, entre otros y escasos directores, como Herr Bauer.
Además de sus innovaciones técnicas, Herr Evgenii, como había comentado anteriormente éste conde germánico y gracias a poseer una formación artística tan completa y amplia, tenia especial cuidado con la dirección artística de sus filmes, puntillistas y nada recargados, retratando escenarios naturales y recreaciones fidedignas de las diferentes clases sociales, creando además un específico estilo visual y de iluminación de interiores, empleando para ello sorprendentes movimientos de cámara y dramáticos primeros planos, adquiriendo por todo ello su obra una importancia superlativa.

Como muestra de lo excepcional de la obra de Herr Bauer, quería comentar brevemente éste Herr Von, secuencias o detalles de algunos de esos filmes que recientemente han sido exhibidos sin pudor en el Schloss.

Sumerki Zhenskoi Dushi” ( Twilight Of A Woman’s Soul ) (1913) aún a pesar de ser uno de sus primeros trabajos, posee esos experimentos novedosos con la luz en el desarrollo de la historia de sus personajes.
Una mujer aristócrata intenta sentirse útil dentro de la monótona y aburrida vida que lleva, ayudando a los pobres, uno de los cuales, pérfido desagradecido… la violará.
Durante la escena de la violación la exquisitez de Herr Bauer es notoria al iluminar el antro del vagabundo de forma siniestra, acentuando así el dramatismo de la escena ( anteriormente el filme es iluminado alegremente en consonancia con los ambientes opulentos que se retratan ) usando la elipsis de forma más que convincente.

Nemye Svideteli” ( Mute Witnesses ) (1914) un drama de realismo social, hace hincapié en denunciar de forma exquisita y sibilina la diferencia de clases entre los dos amantes que protagonizan el filme, incluyendo además un efectivo uso de primeros planos para acentuar diferentes momentos dramáticos de la obra, como por ejemplo cuando la doncella ( amante de su patrón aristocrático ) es humillada por una chica de clase noble y contrincante suya en favores amorosos, a que le retire sus botas en presencia del amante de ambas.

Posle Smerti” ( After Death ) (1914) es otro excelente ejemplo del uso de la iluminación para acentuar el dramatismo de ciertas escenas del filme, a destacar especialmente cuando durante una terrible noche de tormenta, el protagonista ( un hombre que se obsesiona con una actriz que ha conocido de forma casual en diferentes ocasiones ) sueña repetidamente con ella viendo su fantasma al pie de su cama antes de que un shock acabe con su vida, utilizando además trucos de cámara y trasparencias para lograr un ambiente fantasmagórico y enfermizo.

Umirayushchii Lebed” ( The Dying Swan ) (1916) es, de las cinco obras exhibidas, la mejor de todas, una excepcional obra maestra, compendio de todos los logros y experimentos de Herr Bauer, a los cuales hay que añadir una exquisitez admirable en el desarrollo de una terrible historia terrible de amor y necrofilia ( una bailarina y su loco admirador pintor; obsesionado por reflejar de forma fidedigna la muerte en su obra pictórica; al intentar pintar a su admirada bailarina en el papel artístico del cisne moribundo, para conseguir finalmente éste la pose perfecta en su modelo, acabará estrangulándola para lograr sus dudosos objetivos artísticos ); el filme posee ese esmerado diseño de interiores además de cuidadas y bellas escenas exteriores, además de utilizar de forma admirable y moderna sus técnicas cinematográficas.

Revolutsioner” ( The Revolutionary ) (1917) es el filme más flojo de los cinco exhibidos; perteneciente a una serie de películas patrióticas que fueron realizadas como respuesta a conflictos de Rusia con ( sigh! ) Alemania; fue realizada justo después de que la revolución de febrero derrocase al régimen zarista y por lo tanto fue la primera producción rusa que dramatizó en imágenes la tiranía de la policía secreta zarista y las terribles condiciones de vida de los prisioneros en Siberia.
Además de su interés socio-político hay muestras también del virtuosismo de Herr Bauer, especialmente la utilización de la luz, como por ejemplo las escenas de interiores entre el padre y su hijo, iluminando a ambos en “chiaroscuro”...

Ha querido éste Herr Von con este teutónico estudio, resaltar el excepcional trabajo del gran director y pionero que fue Herr Evgenii Bauer que supuso para el desarrollo de un incipiente cinematógrafo, un gran desconocido que no merece serlo por más tiempo entre los cinéfilos y que cuenta afortunadamente con valedores que difunden su obra internacionalmente, gracias a ediciones modernas en discos melenudos o exhibiciones públicas en filmotecas peligrosas, iniciativas admirables que intenta difundir y restituir el injustamente olvidado nombre de uno de los grandes directores de la historia del cine, el ruso Herr Evgenii Bauer.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este Conde germánico tiene que charlar con esos aristócratas rusos acerca de las nuevas técnicas de depravación europeas.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Publicado originalmente en “es.rec.cine” ( 2003 )

Kommentare:

Anonym hat gesagt…

Herr Ferdinand, gracias por haberse usted hecho eco de mis súplicas, aunque no comparto la revisión de "Revolutsioner". Un nuevo visionado, como ya le dije en días pasados, le revelará grandes novedades. Esa película es sublime.
JESÚS CORTÉS

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein lieber Herr Cortés:

Por diversos motivos aristocráticos ( exceso de cocktails, monóculo empañado, el largo devenir de tiempos pasados... ) seguramente sea necesario revisitar "Revolutsioner" tras sus jubilosos comentarios acerca de dicha obra de Herr Bauer, sin olvidarse igualmente de los otros filmes igualmente ensalzados por usted en anteriores comentarios al respecto del cineasta ruso, los cuales siguen almacenados en los oscuros archivos cinematográficos del Schloss, por lo que se avecinan excitantes tiempos silentes para éste su Herr Von y ya se puede usted imaginar cómo gusta la aristocracia del hedonismo incontrolado...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien