Mittwoch, August 13, 2008

"The Unknown" (1927) By Tod Browning


Aristocrats are eccentric people, though not totally unlike other human beings, and as a result have a fondness for people who are different or bizarre. This is a good reason to spend again a summer night in the Schloss in the company of a whole bizarre gipsy circus, a very strange circus that has as one of its attractions, the harmless armless Alonzo ( Herr Lon Chaney ). Alonzo will gradually become more sinister during the film and finally will rise up in arms when he fails to succeed with his evil intentions.

In such a superb oeuvre, silent film fans can find or meet again a variety of freakish people with evil intentions ( the perfect equation ).

In this circus nothing is as it seems to be: a man who throws the knives at a beautiful and complicated girl who can’t’ stand men’s hands, a strongman and handsome guy with good intentions, a sarcastic midget, a mad doctor and even a tyrannical circus owner. They share unrequited loves, malicious intentions, strange and unique phobias, and suffer from amputations of body and soul.

Summing up, “The Unknown”, film directed by Herr Tod Browning during the silent year of 1927, is the quintessential circus silent film, a genre that this German count loves so much. It has a decadent atmosphere but it is the twisted second half of the oeuvre that gives to the film, if it is possible, more boldness, darkness and evil, not to mention that it is always a pleasure to check up again and again on this wonderful and terrible circus troupe, surely a collection of the most hideous, complicated and malicious people found in the whole silent world..

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must join such a strange and perverse circus troupe.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

Los aristócratas son gente ciertamente excéntrica y por dicho motivo escasamente parecida al resto de los seres humanos, por lo cual muestran cierta predilección ante seres diferentes y raros, por dicho motivo pasar de nuevo una noche de verano en el Schloss en la compañía de un genuino circo gitano, un extraño circo en el cual una de sus principales atracciones es el inofensivo y carente de brazos Alonzo ( Herr Lon Chaney ), pero Herr Alonzo poco a poco se volverá más siniestro a medida que avanza el filme para finalmente alzar sus inexistentes brazos cuando comprueba que está fracasando en sus pérfidas intenciones.

En este excelente filme, los amantes de las obras silentes podrán encontrar o volver a reencontrarse con una variedad de monstruos de feria poseedores todos ellos de malvadas intenciones ( una perfecta ecuación, ciertamente ).

Y es que en este circo nada es lo que parece; un hombre que lanza cuchillos a una bella y enrevesada jovenzuela que no soporta los brazos de los hombres, un apuesto forzudo con buenas intenciones, un enano sarcástico, un pérfido doctor e incluso un propietario circense con actitudes tiránicas; todos ellos compartirán amores no correspondidos, malvados deseos, extrañas y únicas fobias, además de sufrir amputaciones de cuerpo y alma.

Resumiendo, “The Unknown”, filme dirigido por Herr Tod Browning en el año silente de 1927, es la quintaesencia del género silente circense, un género cinematográfico por el cual éste conde germánico siente especial predilección, mucho más en este caso por su decadente atmósfera, además del giro argumental de la segunda parte del filme el cual proporciona a la obra, si ello fuese aún posible…, más osadía, oscuridad y maldad, sin olvidar igualmente del placer de poder reencontrarse una y otra vez con una de las más genuinas y maravillosas trouppe circenses del mundo silente, compuesta ella por una irrepetible colección de horribles, enrevesados y maliciosos seres.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que reunirse con tan extraña y perversa trouppe circense.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

1 Kommentar:

Oldsen hat gesagt…

Mal que me pese darle la razón a la aristocracia que mañana será derrocada por la inminente revolución proletaria, lo cierto es que la descripción que hace Herr Graf del film es de lo más acertado según mi parecer. El gusto de Tod Browning por lo bizarro, por el cruce entre lo grotesco y lo terrorífico, lo deforme y lo poético, características tan presentes en el mundo circense, halló aquí una de sus más felices plasmaciones.

Gracias conde, una vez más por tan deliciosa "review" decadente, y un saludo cordial y melenudo.