Samstag, April 11, 2009

"Geheimnisse Einer Seele" (1926) By G. W. Pabst

At the beginning of the last century, Herr Sigmund Freud was a notorious Austrian neurologist and psychiatrist who was famous for his innovative studies of mental diseases and the complicated unconscious mind. This led him to found psychoanalysis and write “Die Traumdeutung” ( The Interpretation Of Dreams ) a turning point in modern psychiatry that claimed the path to the unconscious could be found in dreams.
Since aristocrats usually have nothing in their minds, psychoanalysis could do little to fill such a void but was very useful for average people whose more accessible simple minds made them good subjects for these innovative psychiatric methods.

“Geheimnisse Einer Seele” ( Secrets Of A Soul ) (1926) , directed by Herr G. W. Pabst, an Austrian like Herr Freud, is about this new psychoanalysis, a subject in fashion in Germany due to the complex and confused Teutonic minds, that Herr Pabst efficiently and aseptically describes in this film.

The film is famous for its notorious dream sequence in which a chemistry professor’s unconscious fears come to the surface and threatens his marriage. It is all connected to an incident in the neighbourhood and the return of his wife’s cousin from India.

The first half of the film shows the tranquil and bourgeois life of the professor together with his wife and the (at first) unimportant events that little by little will affect the professor’s unconscious and will take shape in a traumatic dream.
This is the most unique and interesting part of the film, the late Expressionist dream sequence, a nightmare, a nonsense puzzle that during the second half of the film will be analyzed and described with the help of a psychoanalyst, natürlich!.

Herr Pabst, due to his Teutonic and organized human nature, describes and solves every little detail shown during the powerful dream sequence with the knowledgeable help of the psychiatrist of the film; a coherent, logical and aseptic analysis that lacks emotion and rhythm so there is no room for mystery. The story also has a conservative and too conventional happy ending that throws the film a bit off balance and is too predictable given the odd subject matter.

That’s what happens when you are an open-minded and common person, your innermost secrets are easily revealed, so unlike the wicked, empty and inscrutable aristocratic minds.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must wake up.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

A principios del siglo pasado, Herr Sigmund Freud se convirtió en todo un eminente neurólogo y psiquiatra austriaco, gracias a sus innovadores estudios acerca de las enfermedades mentales y el complicado subconsciente humano; sus estudios acerca de dichos temas le llevaron a inventar el psicoanálisis y escribir “Die Traumdeutung” ( “La Interpretación De Los Sueños” ), obra clave de la psiquiatría moderna la cual abrió el camino del inconsciente humano e intentar interpretar sus más íntimos sueños.
Como la aristocracia habitualmente no posee nada en sus mentes, el psicoanálisis poco tenía que hacer ante tan gran vacío, pero sí fue muy útil para la gente ordinaria, poseedoras éstas de mentes simples y por lo tanto mucho más accesibles para tan innovadores métodos psiquiátricos.

“Geheimnisse Einer Seele” (1926), filme dirigido por el también austriaco Herr G. W. Pabst, aborda el tema del psicoanálisis muy de moda en Germania debido a lo compleja y complicada mente teutónica, de forma eficiente y un tanto aséptica.

El filme es muy famoso por una escena onírica en la cual el protagonista, un profesor de química, inconscientemente libera sus más íntimos temores sobre las posibles amenazas que acechan a su matrimonio, cuando de forma accidental, un incidente acontece en el vecindario, además de la inesperada llegada de un primo de su mujer que se hallaba en la lejana India.

La primera parte del filme muestra la tranquila y burguesa vida familiar del profesor con su querida mujer y los, en principio, baladíes sucesos que poco a poco irán afectando el subconsciente del profesor, tomando forma posteriormente en un traumático sueño.
Ésta es precisamente la más importante e interesante parte del filme, una escena onírica con influencias de un tardío Expresionismo, toda una pesadilla, un inconexo rompecabezas que será analizado y descifrado durante la segunda parte del filme, gracias a la ayuda de un, ¡como no!, psicoanalista.

Debido a la Teutónica y organizada naturaleza humana de Herr Pabst, dicho director describe y resuelve cada pequeño detalle aparecido durante la impactante escena onírica gracias a la sabiduría del psicoanalista del filme, todo un coherente, lógico y aséptico análisis que desde luego resta emoción y ritmo a la obra, además de un cierto misterio; además el filme tiene un final demasiado conservador y convencional ( teniendo en cuenta el poco ortodoxo tema principal de la película ) que desequilibra un poco la obra debido a su carácter un tanto predecible.

Y es que esto es lo que acontece por ser ustedes gente abierta y ordinaria, todos sus más íntimos secretos son fácilmente desvelados, nada que ver con las malvadas, inescrutables y vacías mentes aristocráticas.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que despertarse.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

histeriahistrionica hat gesagt…

¡Excelente exposición silente, Herr Conde! Por un instante soñé... y al despertar creí que soñaba despierta pues sufría una pesadilla... ¡nos iba a deleitar con una visión expresionista en lengua germánica!? ¡Mon Dieu!¡Qué mal sueño!
Por cierto, Señor Conde, el subconsciente humano no es tan fácil de interpretar ya que la mente siempre juega con ventaja.
Su mente, cual agujero negro, debe acumular una gran concentración de energía... esperemos que no lo absorba y desaparezca. Por lo demás, parece un Conde inescrutable y bastante despierto!
¡Felices sueños germánicos! Mientras tanto, soñaré con la próxima sesión onírica...
Histeria.

jesús cortés hat gesagt…

Herr Graf, la versión que conozco de esta película dura poco más de una hora, pero creo que le falta una buena parte. ¿Recuerda cuánto duró la soirée en el Schloss aquella noche?

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein liebe Dame Histrióéritca:

No tema... no será este su Herr Graf el que vaya a impedir la difusión de las buenaventuranzas silentes a lo largo y ancho del mundo decadente, escribiendo sus disquisiciones mudas en germánico, pues es bien harto ( de vino consagrado ) bien conocido, que a las clases populares hay que hablarles en su jerga para que así casi todo lo entiendan, de ahí el hecho de que la traducción simultánea obre milagros trancribiendo las peroratas silentes de éste Herr Von a su lenguaje habitual...

( Nótese ciertas referencias bíblicas luteranas en el comentario aristocrático anterior, hecho éste ciertamente influído por la semana de Pasión que se está celebrando actualmente con fruición ).

Acerca de sus comentarios sobre sueños y mentes humanas, perdone que éste aristócrata teutón no le responda al respecto, pues dichos asuntos, sueños y mentes humanas, son temas ciertamente ignotos para un Herr Graf que se precie..

¡Ah, mein lieber Herr Cortés!... aún recuerda con cierta nostalgia y cierta humedad en sus ojos ( no tema, ésta emociones casi humanas se deben a la gran ingesta de alcohol de desconocida graduación ingerida por éste Herr Von durante la sobremesa sabatina ) la primera vez que pudo ver el filme de Herr Pabst recientemente comentado... una terrible copia borrosa que hizo prescindible la ayuda del monóculo de aumento que habitualmente usa éste su Herr Von, por no mencionar el escaso metraje cercenado impúdicamente, seguramente, por un melenudo de otrora...

Afortunadamente, el excelso canal GERMANO-Afrancesado "ARTE" emitió recientemente una magnífica y restaurada copia de dicho filme cuya duración es de 75 minutos y que está a su disposción siempre y cuando se humille usted públicamente y delante de toda la aristocracia teutónica.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

histeriahistrionica hat gesagt…

Parece que la pasión y el vino consagrado hacen furor esta Semana Santa!!
Cuídese que a sus años tantos excesos no son recomendables, señor Conde.
Y permítame decirle que debe tener usted una excelente colección de obras silentes con las que mortificarse durante todo el año.
Por otro lado, noto ciertos fallos de memoria para recordar algunos nombres... le recomiendo que cambie el vino con-sagrado por los rabillos de uvas pasas.
Ahora le tengo que abandonar... porque voy a experimentar alguna que otra libación.

Histeriahistrionica (todojuntoysinacento)

Stephany hat gesagt…

I am so glad you posted about this film! I've been meaning to write about it on my film blog but haven't had time to rewatch it. The dream sequence is so beautifully filmed and I adored the scenes against a white background.

Hm, yes, the ending was a bit abrupt, wasn't it? I thought that it looked too tacked on.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein liebe Dame Stephany:

Herr Pabst has more better silent films than "Geheimnisse Einer Seele", certainly, specially those with the great Dame Louise Brooks but in spite its flaws, the film its interesting and overall, a Herr Pabst's silent rarity; by the way, this Herr Von would like to know your longhaired comments about such film in the not too distant aristocratic future.

Por cierto, mein liebe Histerectomía... ¿acaso se cree usted que con los manjares a los cuales tiene acceso éste Herr Graf, se va a decantar ( el vino de siempre, nada de cambios drásticos ) por simples rabos de pasas ordinarias??... y sí, efectivamente, Herr Alzheimer habitualmente viene a tomar el té de las cinco de la tarde a las ocho de la noche.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Esther Ferrer Molinero hat gesagt…

Le agradezco su respuesta... la aristocracia tiene bula para casi todo, así que llámeme como a su graciosa entidad silenciosa le plazca. Siento ser muy ordinaria y no estar a la altura silente de su altiva cinefilia. Espero no haberle molestado con mis comentarios melenudos. (No se preocupe que estoy aprendiendo lenguas varias)
Sin sed de mal se despide,
Una sombra que será...