Freitag, April 24, 2009

"Michel Strogoff" (1926) By Viktor Tourjansky


Due to his advanced age, this German count remembers very well (actually, again because of his many years, perhaps not all that well) the success of the famous novel “Michel Strogoff“ written by the French writer Herr Jules Verne some centuries ago.

As every longhaired youngster knows, aristocrats prefer to spend their idle time in trifling matters, so this Herr Von acted consistently and avoided the great effort of reading the book and instead waited for some highly reputable and skilled film director to properly adapt that novel about the courier of the Czar for the silent screen.

And that important silent film adaptation of Herr Verne’s “Michel Strogoff” came in the silent year of 1926 thanks to Herr Viktor Tourjansky, who surrounded by a crew of mostly Russian émigrés like himself, made an excellent French-German silent film production. This was a perfect match, that is to say: a Russian crew for a book set in old Russia for a French silent film production of a famous French novel ( obviously the German presence gave weight to the production ).

The film is a lavish big budgeted production, appropriate for such a vigorous novel. The magnificent décors are by Herr Alexandre Lochakoff who with such a Russian name obviously knew very well what he was illustrating and there is also the splendid art direction by Herr Noé Bloch and the great Russian star Ivan Moskoujine as the title character. Some of the battle scenes are set in Latvia and were done with the help of the Latvian army itself (with the permission of the Latvian Minister Of War, natürlich!) and there are also some coloured scenes included in the film that give to the oeuvre a special atmosphere of decadent antiquity, especially in the Russian court sequences.
The diversity of cast and crew suggests a Tower of Babel but the mixture of the different elements gives charm and effectiveness to the oeuvre that during it’s almost three hours running time maintains the rhythm and interest in what is a splendid classic adventure, very well structured and entertaining.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count is waiting for aristocratic Herr Postman.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

Debido a su avanzada edad, éste conde germánico recuerda muy bien ( o quizás tampoco no tanto, debido, precisamente, a su avanzada edad… ) el éxito que tuvo hace ya unos cientos de años, la famosa novela escrita por el literato afrancesado Herr Julio Verne, de título“Miguel Strogoff”.

Como es bien conocido por todos los melenudos, los aristócratas prefieren gastar su ocioso tiempo en cuestiones baladíes y consecuentemente, éste Herr Von evitó el gran esfuerzo que suponía leer un libro, optando por esperar tan ricamente hasta que algún competente y hábil director cinematográfico adaptase como se merecía para la pantalla silente, esa gran novela acerca del correo del Zar.

Y esa importante adaptación cinematográfica silente de “Miguel Strogoff” tuvo lugar en el año mudo de 1926, gracias a Herr Viktor Tourjansky, el cual rodeado de un equipo compuesto en su mayoría por exiliados rusos ( como él mismo ), realizó una magnífica coproducción silente germánico-afrancesada de la novela de Herr Verne.
Fue desde luego un excelente equipo, esto es, una parte del equipo ruso, para un libro ambientado en la vieja Rusia, coproducido por Francia, para una famosa novela escrita por un afrancesado y lógicamente, los germánicos contribuyeron en dicha coproducción silente con su seriedad y prestancia.

El filme es toda una lujosa gran producción, muy apropiada desde luego para tan vigorosa novela; unos magníficos decorados a cargo de Herr Alexandre Lochakoff, el cual al tener un nombre tan ruso, lógicamente sabía muy bien cómo ambientar el filme, además de la espléndida dirección artística de Herr Noé Bloch y sobretodo la estrella silente rusa Herr Ivan Moskoujine, como el intérprete principal del filme.
Alguna de las escenas bélicas del filme se rodaron en Letonia, contando con la ayuda de la mismísima armada letona, además del permiso del ministerio de guerra letón, natürlich!, incluyendo también el filme algunas escenas coloreadas que le dan a la obra una atmósfera especial, un cierto aire de decadente antigüedad, muy apropiado, desde luego, para las escenas que transcurren en la corte rusa.

El filme era una especie de torre de Babel por la diversidad de su reparto así como del equipo de producción, una mezcla de diversos elementos que le dan a la obra un especial encanto, además de rigor al filme, el cual durante sus casi tres horas de duración, mantiene perfectamente el ritmo y su interés, en lo que resulta ser un espléndido filme clásico de aventuras, perfectamente estructurado y muy entretenido.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente pues este conde germánico está aguardando por el cartero aristocrático.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Histeriahistrionica hat gesagt…

Estimado Herr Conde, Un autentico Zar de Rusia debería haberle invitado a su Palacio de invierno. Después de contemplar la exquisita visión sus ojos, cansados, se cerrarían cegados para no volver a experimentar belleza semejante. ¡No se puede usted ni imaginar el esplendor de aquella época! (¿la recuerda?... aunque la edad y el deterioro físico se haga visible hasta para un Herr Von que se precie.)¿Acaso ha perdido usted, también, su punto de vista panorámico y sufre silente con monóculo impertinente?
Excelente novela de Julio Verne!!!

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein liebe Dame Etérea Esther:

Como éste Herr Von es todo un aristócrata teutón, obviará esos sus maledicientes comentarios acerca de la condición física y el posible Alzheimer que padece éste su Herr Graf y así evitar un incidente diplomático que traería terribles consecuencias para su país, que ríase usted del Tratado de Versalles..., comentándole que efectivamente, éste Herr Von fue invitado en numerosas ocasiones por los Zares de las Rusias a su resultona mansión y recuerda de forma borrosa ( más que nada por las graciosas cataratas que nublan los ojos color azul del Rhin de éste Herr Graf... ) los esplendores y el lujo desproporcionado que los Zares imbuían en su Palacio de Invierno.

¡Ah, que soirées más divertidas pasó allí este su Herr Graf en compañía de herederas soviéticas nada frías, mientras las intranscendentes melodías de Herr Strauss recorrían las múltiples estancias!.

Lamentablemente tanto jolgorio y despreocupación aristocrática acabóse de repente por culpa de unos melenudos bolcheviques muy ordinarios ellos...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Histeriahistrionica hat gesagt…

Estimado herr conde,
No pretendía, esta melenuda ordinaria, provocar un grave incidente diplomático con sus virulentos comentarios bocheviques, nada más lejos de mis intenciones dialogantes, señor Ferdinand. Ya sabe usted, por ser antiguo poseedor de una inmensa fortuna, que el tratado de Versalles repercutió onerosamente en el patrimonio aritocrático de su graciosa entidad silente. No me gustaría que tuviese que prescindir de sus complacientes y sinuosas herederas para prestar un instante de atención a esta etérea nebulosa. ¿Y a qué está esperando, herr Graf, para contraer matrimonio de conveniencia con una de sus gordas herederas germánicas?

Histeriahistrionica hat gesagt…

Estimado Herr Conde,
Esta melenuda maledicente, llevada por el ansia desmedida de su curiosidad insana (y, sin embargo, ilustrada) se pregunta:
¿Cuándo va a obsequiarnos con una nueva exposición (a la cual ya nos hemos habituado) sobre sus excelentes visiones silentes, en este su diario aristocrático, de tintes ligeramente fascistas? (¿No negará, usted, sus principios teutones?!! ¿No?!!)
Espero que sus largas veladas(perpetradas con nocturnidad, alevosía y Porto) en brazos de sus inmensas y redondas musas germánicas, no le hayan apartado de su intensa pasión por el cine sigiloso.
Esther.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

¡Ah, mein liebe Dame Esther!!!... Y es que la impaciencia es un síntoma típico de la juventud y de la melenudancia, a la cual usted, lógicamente por su desparpajo y desvergüenza, pertenece...

Como puede usted comprobar, todo llega, incluso una nueva entrega de las disquisiciones silentes de éste su Herr Graf que usted tanto aprecia, aunque sea para posteriormente usarlas usted en la reunión semanal del Politburó, para demostrar las supuestas ideas rancias y conservadoras que ustedes, los melenudos revolucionarios, les presuponen a los aristócratas...

Pues para que vea que ciertamente a veces los aristócratas no gustan de clichés, válgale como ejemplo el hecho de que éste Herr Von no ha contraído matrimonio de conveniencia con ninguna de sus ricas herederas teutónicas, más que nada porque así se pondría en peligro otras plusvalías y ventajas fiscales que le otorgan de forma, ejem..., desinteresada, todas las herederas germánicas anteriormente citadas y es que... ¿para qué casarse con una cuando se puede tener a todas??...

¡Ah, pero cuan enrevesada y complicada de entender es la mente aristocrática, para una jovenzuela moderna y descarada como es usted!.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Histeriahistrionica hat gesagt…
Dieser Kommentar wurde vom Autor entfernt.
Histeriahistrionica hat gesagt…

Señor Ferdinand,
He descubierto la clase de persona que soy (nada bueno). La perversidad anida en mi cabeza. Lo siento borro las faltas que detecto