Samstag, Oktober 17, 2009

"Aladdin And The Wonderful Lamp" (1917) By Chester & Sidney Franklin

The common people have always liked old stories about fantastic places where the most bizarre events can happen, the weirder, the better. Such unfortunates especially enjoy those tales that involve incredible hidden treasures or the chance to be a millionaire instantly and without effort; such fantasies provide a little hope to their miserable lives.

Well, logically, aristocrats are not very fond of those stories overall because they have always enjoyed riches and privileges so they are not much impressed by classic literature such as “Aladdin And The Wonderful Lamp”, an oeuvre that was adapted for the screen by the duo of Herr Chester und Sidney Franklin in the silent year of 1917.

The film captures and enhances the spirit of the literary text, showing wonderful and luxurious décors and customs besides careful and fascinating special effects, striking for an early silent film production. It illustrates the fascination that the East always had for Westerners and that means a lot of clichés, natürlich!.

The film has a curious aspect; having in mind that this is a classic story that can be enjoyed by elders and youngsters, the principal characters of the film were played by children, those dangerous people that fortunately soften their cruel attitudes once they grow up. This gives the film a special charm and originality.

Those small performers are supported by adult actors but the little over actors play their roles quite well, focusing their efforts on exaggerating attitudes, feelings and behaviours that suit the exotic, fantastic and typical Eastern atmosphere of the film. Of course the original literary text is abridged ( if the directors hadn’t done that and, having in mind that the story of Aladdin is included in the literary masterpiece “Thousand And One Arabian Nights”, well, the film would have had an excessive running time ) but the essence and the magic of the original story are there in this “mini” version of the tale.

In spite of the fact that aristocrats see the film with indifference due to already having luxury and excess in their Schloss ( in the aristocratic case, the genie of the lamp would be the one that would have to ask for wishes… ) or because the slaves ( servants nowadays ) do whatever their masters ask without complaint, the film can still be enjoyed very much by people of any age, a beautiful film full of magical atmosphere and adventure in what is a naïve, skilful, concise and excellent adaptation of a classic text of the world literature.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must ask the genie of the lamp to do the Schloss housework.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

A la gente ordinaria siempre le han gustado las antiguas historias sobre lugares fantásticos en donde los sucesos más extraños acontecen, cuanto más raros, muchísimo mejor; esas pobres y ordinarias criaturas disfrutan especialmente de los cuentos en los cuales se narran historias acerca de tesoros escondidos, y en donde sea posible la oportunidad de ser millonario al instante y sin ningún esfuerzo, fantasías éstas que les dan una cierta esperanza en sus tristes vidas.

Lógicamente a los aristócratas esas historias no les agradan especialmente, más que nada porque ellos siempre han disfrutado de dichas riquezas y privilegios, por lo tanto no se impresionan fácilmente por clásicos de la historia de la literatura como “Aladdin And The Wonderful Lamp”, una obra que fue adaptada para la pantalla silente por el dúo compuesto por Herr Chester und Sydney Franklin en el también año silente de 1917.

El filme contiene y resalta el espíritu del texto original literario, mostrando maravillosos y lujosos decorados y vestuario, además de unos cuidados y fascinantes efectos especiales para una producción temprana silente, para ilustrar, de esta forma, la fascinación que siempre Oriente ha tenido para los occidentales, esto es, toda una colección de tópicos.

El filme también contiene un curioso detalle; teniendo en cuenta que estamos ante una historia clásica que puede ser disfrutada tanto por adultos como por jovenzuelos, los principales papeles del filme están interpretados por niños, esos seres peligrosos que afortunadamente van suavizando sus crueles actitudes a medida que van creciendo, otorgándole al filme un encanto especial y desde luego mucha originalidad.

Esos pequeños actores están acompañados por actores secundarios adultos, interpretando los primeros sus papeles de forma adecuada, centrando sus esfuerzos en exagerar comportamientos, sentimientos básicos y ciertas actitudes, propuestas que encajan en el exótico, fantástico y tópico ambiente del lejano Oriente del filme.
Lógicamente el texto original literario está resumido en su adaptación cinematográfica, pues si los directores no hubiesen tenido en cuenta éste detalle y conociendo que la historia de Aladino está incluida en la obra maestra de la literatura “Las Mil Y Una Noches”, el filme tendría entonces un excesivo metraje, aunque la esencia y la magia de la historia original se aprecia igualmente en esta mini versión del cuento original.

A pesar de que los aristócratas ven con indiferencia el filme debido a que ese lujo y exceso ya se encuentra en sus mansiones ( en el caso aristocrático, el genio de la lámpara sería él el que tendría que pedir los deseos a su amo aristócrata… ) o que los esclavos ( hoy en día también conocidos como sirvientes ) tengan que hacer todo lo que sus amos les ordenan y sin rechistar, el filme se disfruta igualmente por gente de cualquier edad, un bello filme repleto de una atmósfera mágica e increíbles aventuras, en lo que es una hábil, ingenua y concisa adaptación cinematográfica de un texto clásico de la literatura universal.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que ordenar al genio de la lámpara que haga las labores domésticas del Schloss.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Histeriahistrionica hat gesagt…
Dieser Kommentar wurde vom Autor entfernt.
Histeriahistrionica hat gesagt…

Silencio... (un minuto de silencio, por favor) Hoy, es un día aciago y de luto para esta cosaca melenuda.... ¡se ha producido un crimen! Un asesinato a sangre fría muy alevosamente perpetrado. Debo confesarle, herr Ferdinando, que me he cargado (perdone la expresión coloquial) a la Musa Enferma. ¡¡¡Descanse en paz, en el Olimpo, con los Dioses!!! (Silencio)

Y como dice una vieja melodía... la vida sigue igual y a nadie le importa. Por ello, nada mejor que un cuento oriental, que no chino, para suavizar este duro y escabroso lance. (Silencio)

¡Qué bonitas historias las que se narran en 'Las mil y una noches'!(¿Sonando música oriental no muy psicidélica, quizá?) Ahhhhhhhhhh....¡¡Quién fuese Sherezade!!Aunque no debería confundirse, herr Conde, no ansío el lujo oriental sino su cultura y su filosofía de vida.
Pensándolo bien, el genio de la lámpara... debe de estar hasta los ilustríiisimos apéndices nasales de realizar esas laboriosas tareas domésticas y hasta otros apéndices pareados, no menos sobresalientes...(tápese sus nobles orejas) de los quehaceres aristocráticos vacios como es el de responder a su escasa correspondencia...
¿Y únicamente le va a conceder tres deseos? ¡Sea magnánimo y concédale una docena, por sus otros apéndices!
No tema, herr, no quiero pedirle ningún deseo... ni siquiera que resucite a la musa enferma, ya que usted no la conocía y creo que no fue invitada a su última soireé. Le aseguro que si hubiese asistido, usted, la recordaría sin ayuda de su olvidadizo amigo Al.
Disfrute de una adaptación ingenua y breve que gusta a los más bajitos y a sus padres, es todo un hallazgo.

Entenderá que esta melenuda sea hoy también sucinta, concisa, (expresando lo que le viene en gana)y breve.

Histeriahistrionica hat gesagt…

Sigiloso Conde,

Me parece que usted está siendo visitado, muy asiduamente, por su inseparable amigo 'Al' (Alzheimer para los que todavía puedan recordar)
Estaría bien que retomase alguna de sus anquilosadas y reumáticas rutinas, comunmente llamadas extravagancias, en los círculos selectos (concentrados o espirales) que usted frecuenta.

Ahhhhhh... y aunque sea una ficción podría contarnos algún que otro cuento oriental sobre sus viajes (idas y venidas) a los países exóticos de la imaginación...
Ufffffff... se echa de menos que a una la tiñan de color verde oliva!!!

P.D: ¿Le ha subido el jornal a Gunthel? Me preocupa su situación precaria...

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

No tema, mein liebe Frau Esther, si usted quiere ser espoleada, vituperada y enojada, todo ello en germánico del bueno y en público, no tenía nada más que decirlo, pues cómo usted ya bien sabrá, no hay nada más gratificante, nada complace más a los aristócratas, sean o no teutones, que el provocar a las masas populares con descalificaciones varias, además de hacerles sus vidas más miserables con métodos nada persuasivos, por ésto mismo, comuníquele usted a Günthell durante su próxima reunión clandestina, que no tendrá ninguna subida de sueldo a largo plazo, o incluso a muy largo plazo.

Y no se preocupe usted por la ausencia de sus musas, pues éstas han optado por acompañar a éste su Herr Von a una de sus aristocráticas soirées, una decisión, una resolución lógica, pues las pobrecillas estaban más que aburridas con sus diatribas y la poca vida social que usted les otorgaba... de todas formas podrá contar usted con las susodichas, una vez que hayan acabado con las existencias de licores varios de la próxima soirée y así además se beneficiará usted en sus próximos escritos, de una prosa más chispeante e ininteligible, aunque la verdad... tampoco notará usted demasiada diferencia al compararlas con sus habituales diatribas jeroglíficas...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Histeriahistrionica hat gesagt…

jajajajajajaja... ¿Así que usted mi querido y desinformado Conde piensa que esta melenuda se cita clandestinamente única y exclusivamente con Günthell, su fiel escriba y, sin embargo, ocioso secretario...? ¡Cuán errado está, Herr Ferdinando! Esta melenuda coincide casualmente (porque pasaba por allí y no tocó nunca a la campana) y no sólo con el susodicho, sino también, debo confesar para su sorpresa, con el Sindicato del Servicio Domesticado del Schloss (S.S.D.S), que se reune, en primera convocatoria, todos los 28 de diciembre y en segunda,el 29 de febrero de cada año que no es bisiesto.

¡Quo vadis, dónde vamos a parar! No puedo creer lo que comenta sobre mis musas... ¿ahora le acompañan a usted? ¿Se han ido de picos pardos a una de sus soirées? ¡Habrán sido llevadas en contra de su voluntad, como mínimo! ¡¡¡Ahhhh... pobres víctimas de un vil engaño!!!
Ya sé lo que ha podido suceder... utilizando artimañas impropias de usted las ha embaucado y las pobrecillas, han acudido a su castillo creyendo ir a un casting para protagonizar un anuncio de un conocido champange francés. Las incautas pensaban que iban a danzar como burbujillas, bulliciosas, chispeantes y ocurrentes, dentro de algún líquido espumoso y en esa creencia equivocada, les ha colocado una gigantesca copa en la mano, entonces... ¡ohhh lala... ohhh Mon Dieu! se ha producido la gran debacle. (Vulgarmente llamada cogorza.)

Le ruego, que cuando superen la resaca, no les estropee sus esquemas mentales, ya que las ingenuas pertenecen a otra época y ya son demasiado clásicas para usted que es un dandy decadente.

Lolita hat gesagt…

Oh, nice blog! Found it via IMDb while reading people's opinions on The Mystery of The Leaping Fish (1916)! I will link to this blog from my own, so I can keep myself updated on your posts!
Love //Lolita

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein liebe Frau Lolita:

It is a pleasure for this German count to share with you such wonderful silent films in spite that it seems that you prefer, ( this Herr Von spied recently and with the help of his monocle, your modern diary, or as you say, "blog" ) tsk, tsk, tsk... modern talkies...

This Herr Graf is at your silent disposal, you can ask me anything you want, except money, natürlich!.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

El Abuelito hat gesagt…

Esta me la estoy bajando, picado por la curiosidad que hacia los cuentos siento, como pobre y ordinaria criatura que soy. Eso de que sean niños echa un poco hacia atrás, la verda, pero si sale ungenio...

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

¡Ah, mein lieber Abuelito!... y es que a ciertas edades ( las suyas y las de éste añejo Herr Von ) cualquier mínimo esfuerzo resulta titánico, por lo tanto, no desespere usted y continúe con el descenso de ese nitrato silente de sus apolilladas estanterías, pues finalmente tanto esfuerzo tendrá su recompensa: un filme silente "kitsch" y encantadoramente inofensivo.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien