Samstag, Oktober 24, 2009

"Ballet Mécanique" (1924) By Fernand Léger & Dudley Murphy


Since the beginning of the invention of cinema, Europe was a good place for the most innovative filmmakers to do their work, crazed youngsters who weren’t satisfied with conventional film narratives, so they needed to try new and avant-garde film experiments full of images too bizarre and incomprehensible for a conservative German count. Many times these films were influenced or had connections with other Arts, as is the case with “Ballet Mécanique” (1924), a milestone in avant-garde silent film which is influenced by cubism and directed by a painter, Herr Fernand Léger.

The film is an unconventional and unique film experience, a kind of an essay about movement, in which whirling, dazzling galleries of machines images ( pistons, gears ) and deconstructing humans ( female cubist portraits, syncopated images of different persons ) are intertwined , composing together a bizarre, surreal symphony of motion, an extravagant and experimental kaleidoscope. Such avant-garde madness wasn’t exclusive to Europe because Herr Léger had the help of two Amerikan madmen, the technical assistance of Herr Dudley Murphy, director and producer and the founder of the New York Dada movement and Herr Man Ray photographer, painter and avant-garde filmmaker, who did the cinematography.

Obviously this German count is accustomed to watch classical and conventional ballets as for example Herr Tchaikovsky’s “Swan Lake” full of elegant movements as “pas de deux”, “plié”, “sautés”… so the first time that this Herr Graf watched Herr Léger’s “Ballet Mécanique” with its organized and meaningless symphonic chaos, the soirée at the Schloss theatre was left in a state of absolute shock. Fortunately many years have passed since then and this Herr Von had the chance to know and watch more bizarre avant-garde silent films, varied and unclassifiable oeuvres that belonged to strange and different cultural movements of the last century so the second time that “Ballet Mécanique” was shown in the Schloss theatre and with such background information digested, this German count still couldn’t understand the damn thing… the same thing happened the third, the forth, the fifth time…

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must dance a·”pas de deux” with the Schloss’ boiler.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

Desde los comienzos del invento del cinematógrafo, Europa fue un buen lugar en el cual los más innovadores directores pudieron desarrollar su particular trabajo, alocados jóvenes creadores que no tenían suficiente con los más convencionales lenguajes narrativos de entonces, por lo cual necesitaban buscar nuevos y vanguardistas experimentos cinematográficos repletos éstos de imágenes bizarras e incomprensibles para un conde germánico.
En numerosas ocasiones, esos filmes tenían influencias o conexiones con otras artes, tal y como sucede con “Ballet Mécanique” (1924), todo un hito dentro del cinema silente vanguardista, con referencias cubistas y dirigida también por un pintor, Herr Fernand Léger.

El filme es una excepcional y nada convencional experiencia cinematográfica, una especie de ensayo sobre el movimiento en el cual unas mareantes y vertiginosas galerías de imágenes de máquinas ( émbolos, engranajes ) y humanos deconstruídos ( retratos femeninos cubistas, sincopadas imágenes de personas diversas ) se intercalan entre sí, componiendo una rara, surrealista sinfonía acerca del movimiento, todo un genuino y extravagante caleidoscopio experimental.
Esta locura vanguardista no era exclusiva de Europa, pues Herr Léger contó con la ayuda de otros dos alocados jovenzuelos americanos, el director y productor Herr Dudley Murphy que ayudó técnicamente a Herr Léger y el fundador del movimiento Dada en Nueva York, además de fotógrafo, pintor y director vanguardista, Herr Man Ray que colaboró como director de fotografía en el filme.

Obviamente para un conde germánico acostumbrado a ver clásicos y convencionales ballets como puedan ser, por ejemplo, “El Lago De Los Cisnes” de Herr Tchaikovsky, composiciones repletas éstas de elegantes movimientos como puedan ser los “pas de deux”, “plié” o “sautés”, la primera vez que éste Herr Graf contempló en el teatro del Schloss “Ballet Mécanique”, con su incomprensible y sin sentido caos sinfónico, le causó a éste Herr Von una fuerte impresión.
Muchos años han pasado desde entonces y éste Herr Graf ha tenido la oportunidad de conocer y ver más bizarros filmes vanguardistas, variadas e inclasificables obras que pertenecían a extraños y diferentes movimientos culturales del pasado siglo, por lo cual y gracias a esa información adquirida durante tantos años, la segunda vez que “Ballet Mécanique” fue proyectado en el Schloss, éste conde germánico continuó sin entender nada de nada, lo mismo que acontecería la tercera vez, la cuarta, la quinta…

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que bailar un “pas de deux” con la caldera del Schloss.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Lolita hat gesagt…

Oh, this looks cool! I'll have to see if I can get ahold of it.

Histeriahistrionica hat gesagt…

Ahhhhhhhh... Mi querido Herr Graf!!! ¿Así que usted no entiende nada de nada y, al mismo tiempo, graba todo, con el ojo que todo lo ve, en su diario silente?
Su entendimiento disociado parece navegar en mundos paralelos, ya que en el espacio cerebral no puede encontrar los enlaces necesarios para que sus débiles y mustias neuronas, cual florecillas silvestres de un día, establezcan algún tipo de conexión eléctrica e inteligente. ¡Mon Dieu!... ¡no me diga que cada vez que visiona esta película vanguardista y experimental se queda como estaba... en la inopia!

Le puedo explicar lo que está sucediendo... se han propuesto acabar con su laberíntica, abisal y, sin embargo, entramada maquina de pensar (una cabeza muy cuadrada) y no sólo porque creen que usted está mayor, tanto, como su vieja caldera del Scholss, sino por el hecho de que ya no puede dar más de sí (suena tan mal como ella). Para muestra, su querido escriba Günthell, que ha pedido un aumento de salario y lo único que ha conseguido ha sido un puñado de sal-muera.

Ahaha... Existe un complot para descomponerlo como si fuese un elemento del cubismo anlítico y todo (o nada) por su hermetismo... pensándolo bien... ya he visto los planos de esta magna obra de ingeniería. Su cabeza, podría materializarse en un cono y su cuerpo, sería la representación de un cilíndro, que ayudado por un sistema hidráulico muy complejo, elaboraría infinidad de cubitos de hielo para sus afrutados cocktails. Este invento formaría parte del plan 666, especial y espacial, aunque en caso de que algo salise mal, (puede ir dejando sus últimas voluntades por escrito...) se podría realizar con usted un experimento de cubismo sintético y, ya puestos, vaya guardando todas las hojas parroquiales de la capilla del Scholss para que se le adhieran al cuerpo formando un animado collage. Este sistema contribuiría a que su falta de entendimiento se subsanase, pues dispondría de toda la información sobre la actividad social (soirées) en el Condado, además, de una buena representación de espectáculos variados (varietés).

Y como esta melenuda cosaca no está pintando nada... en este comentario nada silencioso (dejemos eso para los grandes maestros como Herr Léger)... ha decidido hacer un "paso a dos" con la película "Ballet mecánico" para abandonarle a usted en sus pesquisas, ya que al igual que el rollo de nitrato de herr Léger, se ha quedado sin argumento.