Mittwoch, Mai 21, 2008

"Ménilmontant" (1926) By Dimitri Kirsanoff

There is an old German proverb that says that size doesn’t matter ( well, size does count for this count having in mind the perimeter of his Teutonic heiresses… ) and the saying rings true with “Ménilmontant” a medium-length silent film directed by Herr Dimitri Kirsanoff, and a striking, disturbing masterpiece.

Herr Kirsanoff's direction is astonishing in every aspect of the film, particularly in its technique. It's a mixture of drama, avant-garde, experimental film and hyper realism. The story depicted in the film ( the terrible life of two orphan sisters ) doesn’t allow any concession to the audience; to watch “Ménilmontant” today still invokes amazement, distress and an infinite sadness.

From the very start of the film ( superb, striking and masterful editing by Herr Kirsanoff himself ) the director shows power and imagination and a strong control of film narrative ( there is no need of intertitles ). Kiransoff's use of imagery is thrilling and brilliant. Images emphasize a ruined happy childhood and the duality and dangers of a big city ( flashbacks, imaginative camera angles, dreamy and poetic shots ) not to mention the sorrowful life of the two orphans, an existence of loneliness, abandonment and despair that broke the heart of a heartless German aristocrat, especially the superb scene in which the younger sister ( touching Dame Nadia Sibirskaia ) ,alone and hungry on a bench park with her baby, accepts some bread from an old man, a moving and lyrical scene, that summarizes the spirit and achievement of this oeuvre.

“Ménilmontant” is a work of art, a striking experimental style in the service of a tragic and sad story, brilliantly and disturbingly balanced.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must become a little livelier.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

Existe un viejo proverbio germánico que dice que el tamaño no importa ( bueno, realmente el tamaño si importa para éste conde teniendo en cuenta el perímetro de sus herederas teutónicas… ) y dicho refrán es perfecto para “Ménilmontant”, mediometraje silente dirigido por Herr Dimitri Kirsanoff, una impactante, perturbadora obra maestra.

La dirección de Herr Kirsanoff es realmente sorprendente en cada parte del filme, destacando particularmente su aspecto técnico; “Ménilmontant” es una mezcla de drama, filme experimental y vanguardista, con ciertas dosis de hiperrealismo.
La historia que se muestra en el filme, la terrible vida de dos hermanas huérfanas, no hace concesiones al público, produciendo igualmente “Ménilmontant” hoy en día, asombro, desesperanza y una infinita tristeza.

Desde el mismo comienzo del filme ( poseedor de un magistral y sorprendente montaje a cargo del mismo Herr Kirsanoff ) el director muestra una poderosa imaginación y férreo control narrativo ( no hay necesidad de intertítulos explicativos ), empleando imagines emocionantes, brillantes; imagines que enfatizan una truncada infancia feliz además de la dualidad y los peligros de la gran ciudad ( flashbacks, imaginativos ángulos de cámara y oníricos, poéticos planos ), sin olvidarse de la tristísima vida de las dos huérfanas, una existencia repleta de soledad, abandono y desesperanza que consigue romper el corazón de un inhumano aristócrata germánico, especialmente la soberbia escena en la cual, la hermana más joven ( una conmovedora Dame Nadia Sibirskaia ), sola y hambrienta, sentada en un banco del parque con su criatura, acepta un trozo de pan de un anciano, una lírica y emocionante escena que resume el espíritu y los logros de ésta excepcional obra.

“Ménilmontant” es un gran trabajo artístico, poseedor de un sorprendente y experimental estilo, todo ello al servicio de una trágica y triste historia, un filme perturbador y brillantemente equilibrado.

Y ahora, si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que animarse un poquito.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

jesús cortés hat gesagt…

Es la mejor crítica que nunca leí sobre esta obra magna de Kirsanoff, Herr Graf.
A mí también me parece un film genial y le recuerdo su igualmente muy recomendable "Brumes d´automne" del 28 que un servidor pudo ver por fin hace unos meses con gran alborozo. Todavía me obsesionan esos planos de charcos. Son los mejores charcos de la historia del cine.
JESÚS CORTÉS

Ninovska hat gesagt…

Herr Ferdinand Von Galitzen cómo puede dejar que unas imágenes sean más poderosas que la marcialidad germánica? ¡Hasta dónde vamos a llegar? ¡Ya no existe la disciplina ni en el espíritu germánico!


¡A la revolución por la lucha!


Ninovska

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

¡Ah, mein lieber Herr Cortés!... hace desde luego usted honor a su apellido ordinario con esos sus comentarios desproporcionados de éste su Herr Graf acerca del magnífico filme de Herr Kirsanoff, comentarios exagerados los suyos que desde luego vienen bien para darle un toque de color a las pálidas mejillas de éste aristócrata teutón.

Como suele acontecer con sus recomendaciones silentes, estas son muy tenidas en cuenta y subrayadas en la agenda silente de éste aristócrata, por lo cual "Brummes d'automme", la cual se haya en los archivos silentes, será degustada cuando otras viandas silentes así lo permitan, aunque tampoco estaría mal que dicha obra corta, por las cuestiones metereológicas que usted menciona, fuese acompañada por "Regen" de Herr Ivens...

Por otra parte, mein liebe Dame Ninovska, sus exabruptos y llamadas a la lucha ordinaria de las clases proletarias, no sorprenden a éste su Herr Von ( la cabra soviética siempre tira al monte de los Urales... )y para demostrarle que éste aristócrata teutón no olvida su férrea disciplina teutónica, ¿que mejor ejemplo que el haber recientemente visionado un filme de su camarada Protazanov, bien a la vista de sus revolucionarios ojos en este diario silente moderno?...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien