Donnerstag, Mai 01, 2008

"The White Sister" (1923) By Henry King


“The White Sister”, a film directed by Herr Henry King in the silent year of 1923, depicts the unfortunate fate of its heroine, an aristocrat and rich Italian girl ( a strange fact this because to be rich and an aristocrat are not synonymous in Germany… ).
Because the main character of the film, Dame Angela Chiaromonte ( Dame Lillian Gish ) suffers what fate has in store for her (and believe it or not, it is not to attend decadent soirées) this German count will relate the sad tale right now…

Dame Angela is in love with the young, handsome captain Herr Giovanni Severini ( Herr Ronald Colman ). They are engaged and want to seal their love pretty soon but Dame Chiaromonte’s ill fate doesn’t permit such happiness and delivers the first blow when Dame Chiaromonte’s father dies while riding with his hounds. This is not a serious problem in itself, you know: your rich father dies unexpectedly and in that same moment you inherit an enormous fortune. That’s the usual proceedings in Deutschland… but the problem is that Dame Chiaromonte has an elder and evil stepsister ( natürlich! ), Marchesa de Mola ( Dame Gail Kane ). She has plenty of malicious intentions and drives our heroine from her estate and takes away her inheritance, having secretly burned her father’s will.

Penniless, Dame Chiaromonte has to bear the further indignity of having her fiancée’s father decide to cancel the marriage and to make things worse her fiancée is assigned to a distant land in where he will be attacked by natives and declared officially dead..... So, besides penniless, Dame Chiaromonte is also loveless!. Desperate, she decides to become a nun ( a desperate decision, certainly ), devoting herself to people even worse off than herself( selfish solace ). Then, many years later, Herr Giovanni appears; he find out that his fiancée has become a pious nun so he abandons any lascivious feelings for her.

Ah!... you can’t find any comfort, any hope in such miserable love story and even Dame Chiaromonte devoted and pious life doesn’t have any reward from her master as the German saying “to drown one’s sorrows” doesn’t work here because Gott’s wrath, in the form of a volcanic eruption ( Vesuvius namely ) causes a flood, drowning Herr Giovanni while he was helping to save the lives of the poor people who lived under Vesuvius.

“The White Sister” it is one of those classic “larger than life” film stories successfully directed by Herr King ( excellent pacing and film narration makes its 140 minutes seem shorter ). It's a good example of those powerful oeuvres full of conservative and high values and principles of the old epochs ( self-sacrifice, strong convictions, religious devotion, chastity ) that includes beautiful scenery, art direction and devoted, solid and convincing performances by Dame Lillian Gish ( a candid heroine ) and Herr Ronald Colman ( a long-suffering man in love ), it makes for a great film although one dated in these modern times in which such strong convictions and decisions, aren't acceptable motivations in pseudo-realistic terms but seem more like sci-fi to contemporary audiences.

And now if you’ll allow me, I must temporarily take my leave because this German count must sacrifice himself by going to another decadent soirée.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

“The White Sister”, filme dirigido en el año silente de 1923, narra el trágico destino de su heroína, una señorita italiana aristócrata y rica, un extraño hecho éste, ciertamente, pues se rico y aristócrata no son sinónimos en Germania… un filme en el cual su principal protagonista, Dame Angela Chiaromonte ( Dame Lillian Gish ) sufre lo que le depara el destino ( y aunque no se lo crean, no es asistir a decadentes soirées ) toda una triste historia que éste conde germánico les relatará inmediatamente.

Dame Angela está enamorada del joven y guapetón capitán Herr Giovanni Severino ( Herr Ronald Colman ), ambos están prometidos y quieren sellar dicho amor muy pronto pero el trágico destino de Dame Chiaromonte no permite tanta felicidad y procede a dar su primer golpe…
Mientras el padre de nuestra heroína está de cacería, éste muere accidentalmente, tampoco es un grave hecho en si mismo, esto es, muere tu rico padre de forma inesperada e inmediatamente heredas una enorme fortuna, ése es el procedimiento normal en Germania… pero el problema es que Dame Chiaromonte tiene una mayor y malvada ( natürlich! ) hermanastra, la Marchesa de Mola ( Dame Gail Kane ) de pérfidas intenciones, la cual echará a nuestra heroína de su hacienda además de quedarse con toda la herencia al quemar secretamente el testamento de su padre.

Hallándose sin recursos económicos, Dame Chiaromonte tendrá que soportar una nueva indignidad cuando el padre de su prometido decide cancelar sus planes de matrimonio y para empeorar aún más las cosas, el prometido de nuestra heroína es destinado a un lejano destino en donde será atacado por nativos del lugar y declarado oficialmente muerto… por lo cual además de estar sin recursos económicos, Dame Chiaromonte ahora está también sin su querido amor.
Desesperada, decide hacerse monja ( una decisión desesperada, ciertamente… ) dedicándose en cuerpo y alma a gente que se encuentra en peor situación que ella, todo un egoísta consuelo, ciertamente…
Cuando años más tarde, Herr Giovanni aparece de forma inesperada, descubrirá que su prometida se ha convertido en una pía monja, evitando por lo tanto todo sentimiento lascivo hacia la susodicha.

¡Ah!... pero no hay consuelo ni esperanza en tan triste historia de amor pues a pesar de la vida beata y pía de Dame Chiaromonte , ésta no se ve recompensada por su jefe tal y como se presume en el dicho germánico de que “Gott aprieta pero no ahoga”, pues la ira de Gott en forma de erupción volcánica ( el Vesubio, más exactamente ) causará una inundación en la cual Herr Giovanni muere ahogado mientras ayuda a salvar la vida de la pobre gente que vive bajo el volcán.

“The White Sister” es una de esas clásicas historias “larger than life”, exitosamente dirigida por Herr King ( excelente ritmo narrativo que hace corto el largo metraje de 140 minutos del filme ) y un buen ejemplo de esas poderosas obras repletas de conservadores principios y grandes valores de épocas antiguas ( autosacrificio, poderosas convicciones, devoción religiosa, castidad ) en la cual se incluye bellos escenarios y cuidada dirección artística, además de sólidas y convincentes interpretaciones de Dame Lillian Gish ( nuestra cándida heroína ) y Herr Ronald Colman ( sufrido hombre enamorado ), consiguiendo un gran filme aunque ciertamente anticuado para estos tiempos modernos en donde tan poderosas convicciones y decisiones personales no son creídas al ser tratadas en términos pseudo-realistas, pareciéndole más bien ciencia-ficción al público contemporáneo.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que sacrificarse acudiendo a otra decadente soirée.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Anonym hat gesagt…

Herr Graf:
Este su melenudo lector le felicita por su acertada crítica sobre esta película de otra época mejor que esta sin duda, usted lo sabe bien.
Se pregunta este su Herr von si usted encontraría tiempo para dedicar una desenfrenada tarde a revisar las dos mejores películas silentes del maestro King (maestro y rey en la misma frase): "The woman disputed" y "The winning of Barbara Worth" que recientemente he revisado con gran placer y alborozo y que serían materia excelente para sus pensamientos ilustrados.
Suyo, sinceramente (ahhh la aristocracia europea sí que sabía despedirse...)
JESÚS CORTÉS

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

No se preocupe por el ocio, por el tiempo libre de éste su Herr Graf, pues entre otros y variados bienes, ése también abunda entre la clase aristocrática... por lo cual de nuevo sus sugerencias silentes son wilkommen y tenidas en cuenta a su debido tiempo pues no se puede usted imaginar lo dificultoso que resulta intentar localizar, por ejemplo, esos nitratos que usted ha mencionado, en el lúgubre archivo silente del Schloss, ardua tarea para la cual se necesitan los trabajos extras del servico doméstico de este Herr Graf al completo y tampoco es cuestión de que los caprichos y exigencias de su amo queden mínimamente desatendidas...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien