Samstag, Oktober 16, 2010

"Le Mariage Forcé" (1913) By Max Linder


It is always a pleasure-and one that both aristocrats and commoners can share- to watch any of Herr Max Linder's short silent comedies, films so brief you don’t have to leave your post or interrupt your duties ( not a problem for aristocrats who, of course have no duties ).

And certainly it is a joy watching Herr Max Linder handling many problems in “Le Mariage Forcé” (1913), after being told by his uncle he must marry or face having his income cut off. Unfortunately, the frauleins suggested by Herr Max’s uncle reject him so, in order not to lose his allowance, Max disguises one of his male servants in feminine garb and announces he has found his beloved ( servants can sometimes be very dutiful ). However, complications arise when Herr Max’s uncle promises him an extra 200,000 francs when his bride gives birth to their first child, a heavy task for even a faithful servant to accomplish.

“Le Mariage Forcé” spoofs the French bourgeoisie of the early 10s, especially during the wedding scene wherein the guests arrive at the city hall in elegant and fashionable barouches, carriages that will be involved later in a peculiar fast motion chase around the city ( more elegant, certainly, than the usual American car city chases of the same era ). Of course, Herr Max’s uncle uncovers his scheme and Max flees, pursued by the wedding guests but he finally overcomes them with the help of a hose, an efficient and hilarious comic resource as Herr Louis Lumière knew pretty well in those early silent days.

“Le Mariage Forcé” is an excellent Herr Linder short comedy that after almost 100 years later still retains its merits and is a showcase for the mastery of Herr Linder whose work has stood the test of time.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must flee from a Teutonic heiress’ marriage proposal.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

-/-

Supone siempre un gran placer ( placer, al alcance tanto de la aristocracia como de la plebe ) el contemplar cualquier obra cómica de Herr Max Linder, filmes la mayoría de corta duración y por los cuales ustedes no tendrán la necesidad de tener que aplazar o interrumpir sus obligaciones para poder verlos, nada que ver con los aristócratas, pues naturalmente éstos últimos no tienen ninguna obligación que atender…

Y ciertamente resulta ser muy divertido ver cómo Herr Max va solucionando los problemas que le van surgiendo en “Le Mariage Forcé” (1913), una vez que su tío prácticamente le obliga a casarse o de lo contrario no le pasará ningún dinero más; desafortunadamente, las frauleins que el tío de Max le sugiere a éste, lo rechazan, por lo cual y para no perder su paga, decide disfrazar de novia a uno de sus sirvientes, siendo presentado el travestido criado al tío de Max como la fraulein con la cual quiere esposarse ( a veces los criados pueden ser realmente útiles ).
De todas formas, más complicaciones aparecen cuando el tío de Max le promete una paga extra de 200.000 francos una vez que la novia de a luz a su primer hijo, una misión bastante difícil de conseguir por mucho empeño que ponga el sirviente en cuestión…

“Le Mariage Forcé” se aprovecha y mofa de la burguesía francesa de la primera década del siglo pasado, en escenas como la que transcurre durante la boda de Herr Max en donde los invitados llegan al ayuntamiento en estilosas calesas y vistiendo las últimas tendencias parisinas, carruajes éstos que más tarde se verán involucrados en una peculiar persecución a cámara rápida por toda la ciudad y que resulta ser mucho más elegante que esas ordinarias persecuciones de autos americanos de la misma época silente.
Como era de esperar, el tío de Herr Max finalmente descubrirá la farsa, viéndose en la necesidad de huir mientras es perseguido por una buena parte de los invitados de la boda, logrando finalmente librarse de ellos gracias a la ayuda de una manguera, un eficiente e hilarante recurso cómico éste tal y como ya por entonces sabía muy bien Herr Louis Lumière.

“Le Mariage Forcé” es una de esas excelentes comedias breves de Herr Linder y que tras haber transcurrido casi 100 años desde su realización, ha soportado perfectamente el devenir de los años, manteniendo intactos sus méritos y recursos cómicos, todo ello gracias a la maestría de Herr Linder, natürlich!.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que huir tras la propuesta de matrimonio que le ha hecho una de sus herederas teutonas.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

angeluco10 hat gesagt…

¿Y cómo podría conseguir este film?.
No está en el emule ni lo he encontrado por internet,para poder descargarlo,porque quiero disfrutar de él apaciblemente a la vez que divertido.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Para conseguir tener acceso a éste filme u otros que figuran en la colección silente del Schloss, hay que seguir el procedimiento habitual: humillarse públicamente delante de éste Herr Graf ( uno de los máximos placeres aristocráticos ); pero cómo éste Herr Graf está de aniversario, se le otorgará cierta clemencia ( para que luego digan de los aristócratas teutones y sus pérfidos métodos para con la plebe ) por lo tanto póngase en contacto mediante modernen mail con el Schloss y se le atenderá como se merece ( o no )...

angeluco10 hat gesagt…

¿Y dice Charles Chaplin que Max Linder fué su maestro?.Yo creo más bien que Charlot es una copia "pobre" del "aristocrático" personaje de Linder.
La escena de la boda me recuerda mucho al film de Segundo de Chomón "Marriage du roi d´Espagne" de 1906.Una cámara fija colocada al otro lado de la acera y la gente llegando en carrozas a la iglesia,saliendo todos por el lado de la puerta de la iglesia (por supuesto),con lo que ello implica no se ve a los novios ni a los invitados,curiosamente en este film todos salen por el lado del juzgado excepto,Linder,su criado-novia y su tío con lo que podemos verles salir del carruaje y entrar en el lugar del casorio.