Freitag, März 30, 2007

"Au Secours!" (1924) By Abel Gance


Au Secours!” is a frenchified film that is a collaboration of two of the most important silent film personalities of that European country: Herr Abel Gance und Herr Max Linder.

For Herr Gance to direct this two reel comedy was a kind of break after the contrarieties and problems during the filming of “La Roue” (1923) and before he began another complicated and colossal film project, “Napoléon” (1927), so, “Au Secours!” was an amusing trifle filmed between masterpieces, two film milestones in the silent film history. For Herr Linder, this film was his next to last film before he decided to leave this cruel world.

The original idea of the film was Max Linder’s who was a close friend of Herr Gance. It's not a very original idea for a comedy: Herr Max accepts a bet to spend an hour in a haunted house in order to win 1.000 francs, but there's a funny and surprising finale. In spite of “Au Secours!” being merely a divertimento, it has excellent examples of the superb Herr Gance’s cinematic achievements and techniques; for example, when Herr Max is clinging to a chandelier the image is distorted in different ways to give the illusion of vertigo. And there is also a fascinating travelling shot when Herr Max is entering the house, a shot that shows us the terrors awaiting the unknowing hero.

The comedy works perfectly well at the service of an efficient Herr Linder who will have to deal with a crowded haunted house full of strange devices and monsters, not to mention the great variety of animals that are in there ( hypos, hyenas, snakes, crocodiles, tigers… ), giving the impression that it is more of a zoo than a haunted house.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must ask for more daily help.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


-/-


El filme “Au Secours!” es un filme afrancesado en el cual colaboraron dos de las más importantes celebridades con las cuales ha contribuido, para gloria e historia del cinematógrafo, dicho país europeo: Herr Abel Gance und Herr Max Linder.

Para Herr Gance dirigir este mediometraje cómico supuso una especie de descanso después de las contrariedades y problemas que tuvo que soportar durante el rodaje de “La Roue” (1923) nimiedades éstas en comparación con lo que posteriormente le estaba esperaba, el también complicado y colosal rodaje de “Napoleón” (1927), por lo que podemos decir que “Au Secours!” fue un divertido pasatiempo filmado entre dos obras maestras fundamentales de la historia muda y del cinematógrafo.
Para Herr Linder este fue su penúltimo filme antes de que decidiese dejar éste mundo cruel.

La idea original del filme fue obra de Herr Linder, amigo íntimo de Herr Gance, y aunque no se trata, ciertamente, de una idea demasiado original para una comedia ( Herr Max acepta una apuesta que consiste en pasar una hora en una casa encantada, si lo logra ganará la apreciable suma de 1.000 francos ) pero posee un divertido y sorprendente final.
Aunque “Au Secours!” sea un simple divertimento, en el filme se pueden encontrar excelentes ejemplos de los magníficos logros y la depurada técnica cinematográfica de Herr Gance, como por ejemplo, cuando Herr Max se halla colgado de una lámpara y la imagen se distorsiona en múltiples formas para dar sensación de vértigo al espectador, o el fascinante travelling cuando el protagonista se dispone a entrar en la casa encantada, transmitiendo al espectador la sensación de que un desconocido e inminente peligro le está esperando.

Como comedia funciona perfectamente y es idónea para el siempre eficiente Herr Linder, el cual tendrá que soportar una enorme variedad de extrañas trampas y monstruos, además de multitud de animales que deambulan por allí dentro ( hipopótamos, hienas, cocodrilos, serpientes, tigres... ), dando la impresión de antes que una casa encantada, eso parece más bien un zoológico.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este Conde germánico tiene que solicitar más ayuda doméstica.

Herr Graf Ferdinand Von Gali
tzien

Kommentare:

sir michael cat hat gesagt…

Max Linder conceived the elements of the story and gave the concept to his friend Herr Gance and challenged him to direct a Comedy film. I consider that they both succeeded and I admire and enjoy the movie. However I wonder if Linder was hoping that the project would diminish some of his terrible depression that was affecting his health and which resulted from the horrors which Linder saw during World War One.

Anonym hat gesagt…

Estimado Conde Ferdi:
Ya que, por lo que leo, anda usted buscando ayuda doméstica, me permito recomendarle a mi ex-secretaria personal la señorita Cardiyo. Desde mi boda por la iglesia y de blanco... con el Doctor Fu Manchu, anda la pobre sin encontrar un trabajo digno. Ella, acostumbrada a servir en un marquesado de tan alta alcurnia, no encuentra sus sitio en esta permisiva sociedad actual.
Aprovecho para felicitarle estas entrañables fiestas de Semana Santa, o las "entrañables fiestas" son las navideñas y estas son las "sangrientas fiestas"?,a las que acudiré como toda la vida a todas las procesiones de ésa mi España ( aquí en China, es raro encontrar procesiones, ¡qué ignorantes son los pobres!)

Queda suya afectiva en estos momentos de recogimiento:
Lucila Virumbrales de Manchú
Marquesa de Terminón ( Burgos)y futura reina de la Tierra ( Vía Lactea)

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Quite interesting your surmise about the possibility that Herr Linder accepted or created "Au Secours!" in order to forget momentarily his depression, Herr Cat... in any case, the final result is hilarious and the audience doesn't realize those Herr Linder health problems.

¡Ah, mein liebe Dame Lucila!... comprueba éste su Herr Graf como continúa usted escalando posiciones entre lo más ordinario de la burguesía de provincias ( olvidósele incluír en su acta notarial, el título de "anonym"...), atreviéndose a mezclar maridos exóticos con rancias tradiciones patrias sin ningún complejo, en fín..., sus ansias codiciosas todo lo pueden y permiten.

Sobre esas fiestas sangrientas que tanto gusta usted celebrar en su pueblo durante éstas fechas del año, le aconsejaría que no se fustigase demasiado con el látigo y en público, pues de esa forma desvelaría el único secreto que tan celosamente tenía guardado, además de la combinación de su caja de caudales y no se preocupe por su ex-secretaria caída ella en desgracia, puede llamar ésta a la puerta del Schloss cuando quiera y así continuar y en picado, su particular caída a los infiernos.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

angeluco10 hat gesagt…

Ante tamaño despliegue de ingenio no se debería exponer mi opinión sobre esta película que acabo de visionar y que me ha parecido hilarante de lo absurda (aunque con un extraordinario final) puesto que preparado para ver un castillo lleno de fantasmas y apariciones sangrientas,cadenas multiples y ruidosamente mudas demás iconos del miedo hete aquí que me encuentro con serpientes en un cajón,un león enjaulado,un cocodrilo muerdezapatos,un hipopótamo y un patito detrás de una puerta todo ello tan terrible que nuestro Max se pasa una hora bostezando y mirando el reloj esperando ganar la apuesta sin despeinarse más que con los locos movimientos de cámara (locos pero efectivos).
Un saludo Herr Galitzien

Xavier Sans Ezquerra hat gesagt…

La película "Au Secours!" no tiene un mensaje positivo, para qué nos vamos a engañar. Aprendemos desde el principio que Max es rico y no tiene ninguna responsabilidad; ni tiene un objetivo más amplio, aparte de una luna de miel eterna y naïf con su (igualmente rica) esposa. Aunque Max suele aparecer generalmente como un galán encantador e ingenioso, el personaje que interpreta aquí es (extrañamente) el de un arribista, sobrado y egocéntrico.
A pesar de todas sus desventuras, Max al final del film parece ser el mismo imbécil que era al principio del mismo, y si ha aprendido algo o ha crecido como persona esto no se vé.
Y ya de paso, este Max podría escoger mejor a sus amigos, así se ahorraría tener que soportar las judiadas que le hace ese moderno Torquemada que es el Conde Maulette, con el nada honroso proposito de divertir a un hatajo de parásitos y haraganes como él mismo. Carente por completo de caballerosidad, este ocioso y cruel Conde venido a menos, se divierte la mar medrando, tendiendo maquiavélicas trampas y haciendo crueles putadas a sus amistades ¡con el infame objeto de conseguir dinero sin necesidad de trabajar!

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

MEIN GOTT!!!!... Mein lieber Herr Xavier.

Afortunadamente, puntualiza usted respecto de su comentario acerca del filme "Au Secours!", que estaba hablando de Herr Max, pues por un momento creyóse éste Herr Graf que le estaba haciendo todo un magnífico retrato a éste su conde germánico...

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien