Donnerstag, März 30, 2006

Aristocráticos Destinos VII


Siguiendo con los métodos de transporte aristocráticos para llegar sanos y salvos en su germánica integridad a los destinos vacacionales, el palanquín, un nuevo invento de reciente utilización por éste Herr Graf, es uno de los preferidos por las grandes posibilidades que ofrece al usuario, esto es:

1) Poder viajar de forma plácida y sin sobresaltos ( en caso de zozobras o sacudidas varias, unos buenos latigazos a los porteadores, consiguen de nuevo recuperar la velocidad y quietud de la marcha preseleccionada ) contemplando tan ricamente el paisaje y sus figurantes; 2) Poder desplazarse de forma recostada y placentera, cual "chaise longue" de esas que tanto gustamos usar la aristocracia en nuestras dependencias varias y 3) El enorme ahorro que supone para la economía aristocrática el uso del palanquín, pues su consumo es escaso al emplear únicamente la inagotable energía motriz de nuestra servidumbre y ésta se nutre, afortunadamente, de esas escasas y magras raciones diarias que se les entregan, siempre y cuando hagan méritos por merecerlas, natürlich!.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este Conde germánico tiene que hacer un viaje en palanquín hasta Dinamarca, para asistir a una soirée cinematográfica y ello requiere cierto tiempo.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Anonym hat gesagt…

¡Porteadores de palaquín, por la REVOLUCIÓN COMUNISTA! ¡Liberaos de las imposiciones aristocráticas! ¡Conquistad la libertad! ¡No dejéis que os esclavicen!
Esta misma tarde se celebrará una reunión a la entrada del Schölss, con encadenamiento de palanquíneros a la puerta para llamar la atención pública sobre sus condiciones de trabajo, que son infrahumanas.

El comité revolucionario

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

MEIN GOTT!!!... ¡¿No me digan que ya ha llegado la temible Revolución?!...

AH, NEIN, NEIN UND NEIN!!!... ahora que éste Conde germánico estaba acostumbrándose al uso y abuso del palanquín, no se permitirá que por culpa de unas exigencias melenudas, ese privilegio locomotor se vea mínimamente amenazado y para amenazas las que recibirán esos manifestantes ordinarios si osan encadenarse ( desde luego lo de ésta gente es inaudito... se encadenan tan ricamente y por su propia voluntad y cuando la aristocracia le concede dicho gusto de forma desinteresada, se nos quejan de forma informal... )a la entrada del "Schlöss", estropeando así la vista arquitectónica del conjunto de dicha mansión.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Fu Manchú hat gesagt…

Herr Graf:

Si necesita ayuda para resolver algún asunto relacionado con los palanquines (ya sea mecánico, laboral, burocrático o estético),no dude en llamarnos. La la más prestigiosa organización oriental, "Si Fan",éstá a su disposición.
( Presupuestos sin compromiso)

Su colega de la mili:

Fu Manchú

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein lieber Herr Fu Manchú:

Se le agradece ( éste es un decir germánico y que por lo tanto no se aconsja traducir literalmente al chino, pues podría dar lugar a malentendidos ) su ofrecimiento variopinto en el nuevo y excitante mundo del palanquín y sus exóticos accesorios.
El secretario particular de este Herr Graf, Günthell, ha tomado buena nota de sus indicaciones ( aunque falta razón de su ubicación y sería más que aconsejable, pues la China es un territorio ciertamente extenso y repleto de seres muy similares entre ellos ) aunque por el momento se aplicarán soluciones germánicas a esos posibles contratiempos y siempre en el hipotético caso de que éstos se produjesen, esto es:

1) Asuntos Mecánicos: La mecánica del palanquín es bien sencilla: solamente usa de locomoción humana y servil y en estas cuestiones mecánicas la aristocracia germánica está muy puesta.

2) Asuntos Laborales: Menos mal que éste Herr Graf ha sido educado en el más estricto rictus teutón pues de lo contrario se podrían perder las formas germánicas y carcajadas estentóreas se estarían oyendo incluso dentro de la muralla de su país.

3) Asuntos burocráticos: La aristocracia domina, controla desde dentro y a la perfección esa tambiém temible organización jeroglífica a su antojo y caprichos varios.

3) Asuntos Estéticos: Bien es cierto que los últimos modelos de palanquín provenientes de su país exótico son de una gama bien sencilla y austera, pero afortunadamente no hay cómo el estilo "Teutonisches Recargado-Rococó" para darle un aire elegante y llamativo a ese medio de transporte tan descansado.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien