Mittwoch, Dezember 20, 2006

"Harakiri" (1919) By Fritz Lang


At the beginning of the 20th century in Japan, O-Take-San, a Japanese young lady, falls in love with an American official. This relationship will be filled with social and religious impediments that will threaten the couple’s happiness.

This is one of the minor films (with difference) of the German moviemaker, Fritz Lang. Inspired by John Luther Llong and David Belasco’s "Madame Butterfly", "Harakiri" is above all, the triumph of the art direction that shines specially in this Nippon fable in a majestic and suggestive way.
"Harakiri" it is not any big and lost Fritz Lang’s masterpiece. Thanks to its discovery our idea about the evolution of the posterior career of the German filmmaker has been destroyed. However, this film confirms us Lang’s control of story telling, his talent for the construction of narrative and, above all, to validate in a manner, the extraordinary themes consistent in his work.


We encounter in this movie a more naturalist visual conception of the cinema, rather than those works of his contemporaries. The scenery never tries to overlap reality, but in a certain way, tries to remake it. This film was particularly eulogized for the critics of that time for the detail of the nature and the recreation of the Japan of that time. Lang had the invaluable help of the Ethnographic Museum of Berlin, and thanks to this, and on the fact that the director knew by heart oriental civilizations, at the end the result was this film that has to be taken in account as an early Lang.

It is possible to find as well in "Harakiri" certain features very recognizable in his later works, like the theme of love fighting against the external circumstances that try to obstruct its success ("Der Müde Tod" as a perfect example). In this film, love is jeopardized by the social conventions which find their confirmation into the figure of Bonzo; adding another aspect, the religious one, to those dangers that hunt the main characters.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must considerer putting into practice those strange and peculiar Japanese customs, that is to say, “Harakiri” due to the remaining days of Christmas preparations.


Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


-/-


En el Japón de principios de siglo, O-Take-San, una joven doncella japonesa, se enamora de un joven oficial americano; dicha relación estará llena de impedimentos, sociales y religiosos, que lucharán por todos los medios impedir la felicidad de la pareja.

Uno de los filmes menores ( y con cierta diferencia ) de la filmografía del cineasta alemán, inspirada en la obra "Madame Butterfly" de John Luther Llong y David Belasco, "Harakiri" es sobre todo el triunfo de la puesta en escena, que brilla especialmente en esta fábula nipona de forma majestuosa y sugerente.
"Harakiri" no es desde luego ninguna gran obra maestra perdida de Fritz Lang y que gracias a su descubrimiento logre desbaratarnos la idea que teníamos sobre la evolución de la carrera posterior del cineasta alemán, sin embargo éste filme nos confirma la maestría narrativa de Lang, su talento para la construcción visual de dicha narrativa y sobretodo, para confirmarnos en cierto modo la extraordinaria consistencia temática de su obra.


En "Harakiri" nos podemos encontrar con una concepción visual mucho más "naturalista" del cine que se podía encontrar en otras obras de sus contemporáneos; los escenarios nunca intentan sobreponerse a la realidad, pero sí en cierta forma reconstituirla; especialmente elogiada por la crítica de entonces por ese detallismo en cuanto a escenarios naturales y recreación del Japón de principios de siglo, Lang contó con la inestimable ayuda para tan difícil empresa con el asesoramiento del Museo Etnográfico de Berlín y gracias a tan excelente ayuda, además de que el propio director conocía a fondo las civilizaciones orientales, consiguen finalmente el excelente resultado final por el que debe ser reconocido este "early Lang".

Se encuentran igualmente en "Harakiri" ciertos rasgos muy reconocibles en su posterior obra, como es el tema del amor en lucha contra circunstancias externas que intentan impedir su éxito ( "Der Müde Tod" como máximo e inmediato exponente ); en este filme el amor se ve amenazado sobre todo por las convenciones sociales, que encuentran su concretización en la figura del siniestro Bonzo, añadiendo además otro aspecto, el religioso, a los peligros que acechan a la pareja protagonista.

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este Conde germánico tiene que considerar la posibilidad de poner en práctica esas extrañas y peculiares tradiciones niponas, esto es, hacerse el "harakiri", debido a los días que restan de preparaciones navideñas.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

bluegardenia hat gesagt…

Mein Gott!

Este es de los pocos lugares en internet donde se pueden encontrar comentarios sobre películas mudas que superan los tres renglones de extensión; además de ser escritas por alguien que de verdad las has visto.
Una lástima que la decadente e indolente aristrocracia, como es el caso, acabará por ver cómo la plebe melenuda usurpará sus nitratos para usarlos como combustible y calentar sus chabolas perdiendo así este conde uno de los pasatiempos preferidos (junto a la seducción de damas notables y escleróticas) para aliviar sus ataques de gota.

Un saludo (irreverente).

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

No se extraña en absoluto éste Conde germánico del hecho de que las hordas bolcheviques sigan inmunes al ambiente de buenos deseos y demás zarandajas navideñas que impregna todo Occidente ( a excepción de la U.R.S.S. y del Schloss y sus inmediaciones... )durante esta época del año, tal y como se comprueba en esta exaltación a la revolución melenuda por parte de Herr Bluegardenia... en fín, espera éste Herr Graf que por lo menos usted disfrute de la lectura de las crónicas silentes de éste aristócrata teutón para que de esa forma se le quite de la cabeza esas ideas tan alocadas suyas que, de todas formas, tienen difícil su éxito o puesta en práctica gracias a la guardia Prusiana que circunda el Schloss de forma permanente y no remunerada.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien