Montag, Dezember 12, 2005

"Secrets" (1924) de Frank Borzage



La etapa silente ( e incluso la sonora según le han comentado a éste aristócrata teutón ) de Herr Frank Borzage, se caracteriza por la maestría que tiene el director americano en reflejar las relaciones ( turbulentas, apasionadas, contradictorias, imposibles ) amorosas y personales de sus protagonistas, además de estar impregnado su cine de un lirismo apabullante, auténtica poesía silente que emociona al espectador y sin contemplaciones.

"Secrets" (1924), es un buen ejemplo de ese cine de Herr Borzage ( quizás con ciertas carencias, aunque reconocible igualmente su estilo futuro a pesar de ellas ) y que supuso en su día el mayor éxito de público y crítica de su protagonista, Norma Talmadge ( posteriormente Herr Borzage haría un “remake” del filme en el año 1933 y con otra gran estrella, Mary Pickford, siendo éste filme su testamento cinematográfico ), marcando esta obra un punto de inflexión en su carrera cinematográfica.
Basada en la obra de teatro homónima representada con muchísimo éxito en Broadway, “Secrets” nos cuenta la historia de Lady Carlton, una anciana burguesa inglesa, narrada en “flashback”; mientras ésta espera angustiada el veredicto del doctor sobre la frágil salud de su marido que yace en la habitación contigua; Damen Carlton se quedará dormida mientras espera ese dictamen médico y rememorará, gracias a su diario, tres momentos fundamentales de su vida al lado de su marido: la oposición de su padre al conocer que se ha enamorado de un empleado suyo, la dura vida en el oeste americano y la muerte de su hijo al ser atacada su cabaña por unos bandidos y el conocimiento fortuito de las infidelidades de su esposo.

Cómo había comentando con anterioridad éste Conde germánico, “Secrets” posee todas las características del cine de Herr Borzage, reflejando en este filme que nos ocupa, la complicada vida de pareja con sus continuos y variados obstáculos a superar ( desde la enfermedad hasta los problemas de convivencia tan comunes éstos en su obra ), beneficiadas aún más tales meditaciones, al reflejar el filme el paso del tiempo en sus protagonistas ( toda una vida ) y la diferente forma que tienen ambos ( las personas en general aunque sean de clase media ) de afrontar dichos contratiempos.

Una destacable obra de un director que poseía cómo pocos la habilidad de emocionar al espectador, lograr lírica desde la cotidianeidad.

Y ahora si me lo permiten les dejo momentáneamente, pues éste aristócrata teutón siente curiosidad ante los últimos secretos sobre la aristocracia teutona que serán desvelados sin conmiseración en la “soirée” de ésta noche por aristócratas lenguaraces.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

pablo MAD hat gesagt…

Siga escribiendo así, Señor Conde: sus incondicionales le seguimos leyendo.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Afortunadamente éste su Conde se limita a dictar lánguidamente recostado en la "chaise longue", mientras Günthell transcribe dichas reflexiones decadentes aristocráticas a gran velocidad y ante la amenazante mirada de su amo... de todas formas éste su Conde se alegra ( tenga en cuenta que esto es una frase hecha teutona y no debe ser traducida a su tosco idioma de forma literal... ) de que sean esas divagaciones silentes y germánicas, de interés melenudo.

Anonym hat gesagt…

Esa foto me suena familiar........

Saludos

Elena

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

MEIN GOTT!!!... habrá que renovar entonces los daguerrotipos de éste aristócrata germánico...