Freitag, April 07, 2006

"Camille" (1921) By Ray C. Smallwood


This modernized film version of the Herr Alexander Dumas story takes some liberties from the original (well, this German Count has to say that it is always better to make a good, original adaptation than a simple copy). “Camille” (a strong and ethereal girl), known as “the lady with the camellias”, was directed by the relatively unknown Herr Ray C. Smallwood. It’s a strange film for this German Count…. strange because there is something bizarre about this film that deeply mystifies and haunts the audience at the same time (even those aristocrats who have a chance to see it).

The film was produced by and starred the stylish Damen Alla Nazimova and also featured the handsome Herr Valentino. At the time, Nazimova was a star. Herr Valentino was just becoming a big star. The acting, especially Valentino, is static and clumsy but at the same time the exaggerated, divine, fragile Nazimova’s performance balanced things incredibly well. (That’s why this German Count said before that this film had something special… there is to a great extent a fair unreal reality.) Their different acting styles fit fairly well in a film that wants to expose the sublimation of love; it’s a romantic film par excellence.

This film has a story larger than life…it is a remembrance or idealization of “pure love”, the sacrificing love and the love tragic. It is a film that projects a dreamful film atmosphere in a haunting Paris society full of dilettantes (if we talk about those people, there must appear a Count …de Varville, natürlich!). They live an unconcerned life surrounded by banality and selfishness, besides strange furniture and outfits. They lack feelings. Ultimately Camille has the chance to find at last her true love suffering at the very end. And thus ends one of the most interesting and romantic silent films of the early 20’s (book adaptations or not).

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must to investigate if the love in itself exists.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


-/-


Esta versión modernizada de la novela de Herr Alejandro Dumas se toma ciertas libertades sobre el original ( aunque este Conde germánico tiene que decir que siempre es mucho mejor hacer una buena, original adaptación que una burda copia ), “Camille” ( una fuerte y etérea señorita ) conocida también como la dama de las camelias, es un filme dirigido por el relativamente desconocido Herr Ray C. Smallwood, una obra ciertamente extraña para este conde germánico…. extraña porque hay algo bizarro en ese filme que desorienta y hechiza al mismo tiempo ( incluso a los aristócratas que tienen ocasión de ver dicha obra ).

El filme fue producido y protagonizado por Damen Alla Nazimova estando esta acompañada por el galán Herr Valentino; por entonces, Damen Nazimova era toda una estrella y Herr Valentino comenzaba a ser lo mismo; la interpretación, especialmente Valentino, es estática y torpe pero al mismo tiempo la exagerada, divina y frágil actuación de Damen Nazimova, equilibra el resultado de una forma ciertamente eficiente ( este es el motivo por el cual éste Conde germánico comentaba anteriormente que el filme tenía algo especial… hay como una especie de exagerada irreal realidad en la obra ); esas dos formas tan diferentes de interpretación encajan perfectamente en un filme que quiere ser la sublimación del amor, el filme romántico por excelencia.

La obra es una historia más grande que la vida… el recuerdo o la idealización del “amor puro”, el sacrificio por amor y el amor trágico: Es un filme que emite una atmósfera onírica en un Paris inolvidable en donde una sociedad repleta de dilettantes ( si estamos hablando de esa gente, entonces tiene que aparecer un Conde… de Varville, natürlich! ). Esos burgueses viven una despreocupada existencia rodeados de banalidad y egoísmo, además de muebles y vestimentas extrañas, no poseyendo tampoco sentimientos.
Camille tendrá la oportunidad de encontrar el amor real al final del filme, sufriendo hasta el mismo, finalizando así uno de los más interesantes y románticos filmes realizados a principios de los años 20 ( sean o no adaptaciones literarias ).

Y ahora si me lo permiten les tengo que dejar momentáneamente, pues este Conde germánico tiene que investigar si el amor en sí mismo existe.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Ninovska hat gesagt…

Sr. Conde ¿qué tal si nos hiciera un pequeño resumen de escuelas, tendencias, movimientos dentro del cine mudo para que nos hagamos una idea los profanos? Se lo agradecería porque leyendo sus reseñas veo que hay gran variedad y desconcierta un poco.

Agradecida estaría, mire Ud., aunque una sabe que la aristocracia no aprecia las gracias que vienen de la parte de acá del telón de acero.

Ninovska

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein liebe Damen Ninovska:

No tema... a pesar de ser usted una destacada bolchevica y con un gusto pésimo en la elección de sombreros, ese interés suyo por los entresijos del cinema silente, será correspondido cuando la agenda de éste su Herr Graf se lo permita, eso sí, éste su Herr Von no puede decir lo mismo sobre sus comunistas súplicas de que la lleve de mi brazo teutón a una de esas soirées que usted ( por muy del Politburó que ustedes, mein liebe Damen sean, el sonido de las alhajas, el frú-frú o las sedas les pierden, tanto en París como en Moscú... ) tanto ansía conocer ( aunque probablemente para hacer un completo dossier sobre lo que allí acontece, entregándoselo inmediatamente al K.G.B. ), pues mientras no de muestras de innovaciones afortunadas en su vestuario ( ¡esos uniformes uniformados suyos! ), no será posible.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien