Donnerstag, Januar 19, 2006

Mein Liebe Louise


Cómo últimamente éste Conde germánico tiene ciertos problemas con las personas que rodean las inabarcables cinturas de mis gordas teutonas y cómo por dicho motivo y especialmente en estas tensas situaciones, los aristócratas recurrimos a la táctica de escurrir el bulto, una costumbre muy arraigada entre la gente selecta..., es más que oportuno dejar momentáneamente a mis queridas fräulein y optar por otras menos problemáticas pero igualmente queridas para éste libertino Conde teutón.

Hablar de Louise Brooks es hablar también indefectiblemente de su “alter ego” cinematográfico, de su personaje “Lulú”, protagonista absoluta, impactante, del filme "Die Büchse Der Pandora" (1929) de G. W. Pabst, una colaboración excepcional y recíproca entre dos grandes personas; después de ese filme Louise Brooks será siempre “Lulú”, adueñándose del personaje de la obra del dramaturgo germano Frank Wedekind en la que está basado el filme, e igualmente Herr Pabst será siempre “el director” de tan célebre obra maestra.

El reconocimiento definitivo para Louise Brooks se produjo en los años melenudos cincuenta y gracias al trabajo de recuperación de sus grandes películas llevada a cabo por fervorosos y también anónimos admiradores, con especial mención a Henri Langlois, director de la “Cinémathèque Française” ( a veces los franceses obran como personas respetables ) al cual también debemos la célebre frase de “¡La Garbo no existe!, ¡la Dietrich no existe!, ¡sólo existe Louise Brooks!”, enfervorizadas declaraciones que tenían un referente común, un icono cinematográfico que persiste actualmente, el magnífico, esplendoroso trabajo interpretativo realizado por Louise Brooks en el filme de Pabst.

Y es que la línea que separa la fuerte personalidad de Louise de la de su personaje,“Lulú”, es ciertamente imperceptible, casi invisible (Louise Brooks como “Lulú” era una mujer tremendamente independiente, nada moldeable por costumbres o usos sociales, de sexualidad libre, carente de tabúes); la aparición de “Lulú” en la pantalla subyuga, seduce y arrastra de una forma ciertamente enfermiza gracias a una interpretación excepcional en donde predomina su naturalidad, su simpleza, entendida ésta como un arte sin aspavientos, sin movimientos melodramáticos exagerados o histrionismos varios, Louise Brooks-Lulú fue una de las actrices modernas por excelencia, la perfecta combinación entre la vida y la ficción en términos interpretativos y "Die Büchse Der Pandora" es por lo tanto la quintaesencia, el paradigma de Louise Brooks; su belleza, su naturalidad, la sensualidad explosiva que destila su personaje en la pantalla sigue absorbiendo hechizando, arrastrando finalmente a aristócratas o melenudos, hacia un mundo de placer y trágico desenlace.

Y ahora si me lo permiten les dejo momentáneamente, no vaya a ser que se enteren mis queridas gordas herederas germánicas de la férrea competencia femenina proveniente de más allá de Germania.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

jack mccrohan hat gesagt…

With Pandora, Louise attained the full flowering of the Orchid. We can only marvel that we still have this Orchid

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

This German Count agrees with you, Herr McCrohan... talking in flower terms, Dame Louise was and still is in full bloom after so many years.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien