Mittwoch, November 09, 2005

"De Battre Mon Coeur S'Est Arrete" (2005) de Jacques Audiard



Mein liebers melenudos:

Para pasar aun mas desapercibido tal y como le dictaba a Gunthell ayer, era oportuno mantener cierta complicidad con los aristocratas sajones y por lo tanto transigir en ciertos aspectos de modos o incluso malos modos, acudiendo a eventos que desde luego en Germania no serian permitidos a un Conde respetable, es mas, ni incluso a un Baron irrespetuoso.
Por eso mismo, la comitiva de este Conde teuton, acudio en pleno a una sesion cinefilo-melenuda en uno de esos antros que abundan en el centro de esta decadente ciudad britanica, un local que normalmente esta repleto de revolucionarios en ciernes, hecho este que se fomenta de forma alegre al, entre otras actividades, exhibir filmes afrancesados como el que les cuento.

Se trata del filme galo "DE BATTRE MON COEUR S'EST ARRETE" (2005) de Jacques Audiard, que segun se proclamaba en uno de esos panfletos que dan a los espectadores a la entrada de sus enmoquetadas salas ( hete aqui otro simbolo de decadencia britanica, el gusto por esa tela en todas sus decoraciones interiores, MEIN GOTT! ) se trataba de un "remake" de un filme americano titulado "FINGERS" de James Tobacks y como este Conde germanico no ha visto ese filme, pues no sabe si se ha perdido algo o si la comparacion es acertada u odiosa, en todo caso si ustedes han visto ese precedente del filme galo, pues pueden enviar un relatorio a Gunthell para que luego lo declame otro sirviente a la hora de cenar, en fin, pues le dire que el filme de Audiard es un filme bastante aceptable, en donde nos cuenta la dualidad vital de un melenudo que se dedica a desalojar a inquilinos de sus casas, ocupadas de forma forzosa algunas de ellas, en lo que nos demuestra ser una especie de variante de la especulacion inmobiliaria, menos mal que los aristocratas no tenemos problemas en cuanto a metros cuadrados a nuestro alrededor... pero ese melenudo de costumbres tan actuales pudo iuncluso ser de provecho para la humanidad al ser un pianista en ciernes durante su ninhez, un oficio que de forma inesperada llama a su puerta para darle quizas una segunda oportunidad.
Muy bien construido el filme que continuamente nos presenta la indecision o la incapacidad de cambiar o aspirar a una vida mejor de su protagonista, esa dualidad antes mencionada, sin olvidarse que esa transformacion que el protagonista busca en su vida, se ve complicada al mantener una relacion igualmente confusa con su padre, ademas de que el recuerdo de su madre muerta, concertista de piano, esta presente como recordatorio de tiempos pasados.

No sabe este Conde si la posibilidad de que un melenudo guste de Bach, Chopin o incluso Mozart es ciencia ficcion para esta juventud corrompida, de todas formas no esta mal que los clasicos sean aun revisitados como simbolo de mejora, de esperanzas que logicamente ustedes tienen que trabajarselas, no como la aristocracia que venimos con todos los lujos incorporados gracias a centurias de ociosidad conseguidas esos con artimanhas varias.

Y ahora si me lo permiten les dejo momentaneamente, pues tiene este Conde germanico que reservar palco para la opera "SALOME" de Herr Strauss del proximo sabado.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Kommentare:

Zonca hat gesagt…

¡Qué casualidad, yo también la vi este lunes!. :)
Audiard es un tipo talentoso.

Ferdinand Von Galitzien hat gesagt…

Mein lieber Herr Zonca:

Vaya, vaya... no sabe este germano si alegrarse ( es un decir, quizas con la traduccion a su idioma, esta tipica expresion germana sea malinterpretada ) por su comentario tambien favorecedor hacia el filme de Herr Audiard o por el contrario, por el hecho de que usted, a pesar de ser afrancesado ( a cuantas desvalidas ancianitas han asaltado los ultimos dias? ) se pasee por aqui.